Frente exige a Aristóteles aclarar asesinato de edil de Jilotlán o renunciar

Las dirigencias del PRD, PAN y MC exigieron al gobernador de Jalisco investigar y clarar el homicidio de Juan Carlos Andrade Magaña, alcalde de Jilotlán; la coalición considera que en la entidad se vive una crisis de seguridad

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, y el edil con licencia de Jilotlán, Juan Carlos Andrade Magaña. (Foto: Especial)

La Coalición Por México al Frente exigió al gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, esclarecer el asesinato del alcalde con licencia y candidato a la presidencia municipal de Jilotlán de los Dolores, Juan Carlos Andrade Magaña, o renunciar a su cargo.

En un comunicado, el Partido de la Revolución Democrática, Acción Nacional y Movimiento Ciudadano pidieron al mandatario local explicar a los jaliscienses los avances en las investigaciones en torno a las desapariciones registradas en los últimos meses en la entidad.

El edil de Jilotlán, en una imagen de archivo. (Foto: Especial)

“Las dirigencias nacionales del Partido Acción Nacional, Movimiento Ciudadano y del Partido de la Revolución Democrática, exigimos al gobernador Aristóteles Sandoval Díaz el esclarecimiento y castigo a los responsables del asesinato de Juan Carlos Andrade Magaña, así como que informe a los jaliscienses y a los mexicanos del avance de las investigaciones relacionadas con este y otros homicidios y casos de desaparecidos en la entidad. Y si no puede, le exigimos que renuncie”, señala el documento.

El Frente recordó que en diciembre se registraron al menos otros dos asesinatos políticos en la entidad: el de Salvador Magaña Martínez, dirigente de Movimiento Ciudadano en el municipio de La Huerta y el de Saúl Galindo Plazola, diputado local en funciones emanado del PRD, coordinador del grupo parlamentario y presidente de la Comisión de Justicia del Congreso del Estado de Jalisco, por lo que consideró que hay una crisis atribuible a las acciones del mandatario local.

El coordinador de MC en La Huerta, Salvador Magaña (izq.), con el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro. (Foto: Especial)

“Jalisco atraviesa la peor crisis de seguridad de su historia. La frivolidad del gobernador del estado, Aristóteles Sandoval, la corrupción en las instituciones estatales de seguridad pública y procuración de justicia son las principales causas de esta grave situación.

“En Jalisco, la probabilidad de que se denuncie y se resuelva un delito es de 0.37% y durante este sexenio ha habido 5,609 homicidios y se cuentan más de 3,000 personas desaparecidas. Jalisco es el segundo lugar nacional en mujeres desaparecidas”, señaló el Frente.

Saúl Galindo Plazola, diputado del PRD asesinado en Tomatlán. (Foto: Especial)

El alcalde con licencia de Jilotlán de Dolores, Juan Carlos Andrade Magaña, que contendía por la presidencia de ese municipio limítrofe del estado de Jalisco, fue asesinado la noche del sábado cuando salía de un funeral.

 

 

 

Una región peligrosa

En febrero pasado tres comerciantes italianos desaparecieron en el municipio de Tecalitlán, localizado al sur de Jilotán, sin que hasta el momento se conozca su paradero.

De hecho la camioneta en la que viajaba uno de los desaparecidos identificado como Raffaele Russo fue localizada en una vereda en dirección a Jilotlán.

Por estos hechos las autoridades de Jalisco arraigaron a los  agentes municipales de Tecalitlán, sin embargo todavía no se logra ubicar al mando policiaco.

Según Roberto López Lara, secretario general de gobierno de Jalisco, las autoridades del estado notificaron a la embajada y a la Cancillería sobre la desaparición de las tres personas originarias de Nápoles para coadyuvar las investigaciones que permitan dar con su paradero.

El funcionario explicó que también indagan si los policías municipales de Tecalitlán están relacionados con los hechos.

“Hemos tenido comunicación con Relaciones Exteriores, con el gobierno federal, hemos entablado comunicación con la Embajada Italiana en México, con la SEIDO, porque posiblemente este asunto lo atraerá la SEIDO. Estamos trabajando fuertemente para localizar a estas tres personas”

Roberto López Lara

Secretario de Gobierno de Jalisco

En tanto, la Fiscalía General de Jalisco emitió un comunicado en el que indicó que el 1 de febrero se presentó una denuncia por la desaparición de los napolitanos.

La dependencia explicó que se pudo comprobar que los extranjeros se hospedaron en un hotel de la ciudad de Guadalajara y rentaron tres habitaciones en Ciudad Guzmán, localidad ubicada a 43 kilómetros al noroeste de donde se les vio por última vez.

“Como parte de las indagatorias se han realizado inspecciones en una gasolinera de Tecalitlán, así como del lugar donde se tuvo la última señal del GPS de la camioneta que tripulaba una de las personas desaparecidas, entrevista en un hotel ubicado en Av. López Mateos de Guadalajara, además del rastreo de sus líneas telefónicas.

“Para continuar con las indagatorias el día de mañana se presentarán algunos directores en Tecalitlán, municipio donde se vio a los extranjeros por última ocasión”, dice el comunicado.

 

Los policías nos han dicho que los sigamos

De acuerdo con Silvana Esposito, esposa del comerciante Raffaele Russo, el hombre de 60 años de edad, su hijo Antonio Russo, de 25, y Vincenzo Cimmino, de 29, estaban de viaje de negocios en esa localidad cuando fueron abordados por agentes municipales.La mujer explicó en entrevista al diario italiano Republicca y en la ficha de localización que elaboró, y que se distribuye en redes sociales, que alrededor de las 15:30 horas Raffaele fue el primero en desaparecer.

Raffaele Russo, en una imagen de su perfil de Facebook, de octubre de 2017.
Silvana Esposito, su marido, y su hijo Antonio, en una imagen de Facebook.

Al no poder comunicarse con su padre, Antonio y su primo fueron al último punto que marcaba el GPS de la camioneta Honda Civic placas E03APK en la que Russo se trasladaba.

Los dos jóvenes llegaron a una gasolinera, donde se les aproximaron unos policías que viajaban en dos motocicletas y una patrulla y les pidieron acompañarlos.

En ese momento Antonio mandó a su hermano, que también estaba en México, un mensaje por WhatsApp en el que le explicaba que los agentes los escoltaban.

“Dani, estábamos cargando gasolina cuando llegó la policía en un auto y dos motos y nos han dicho que los sigamos. Ahora los seguimos. Las motos van adelante y el auto detrás”, se escucha decir a Antonio en el último mensaje de audio que transmitió.

 

Después de eso su hermano Daniele intentó contactarlo sin éxito, por lo que, dice, llamó a la estación de policía de Tecalitlán donde en un principio un operador confirmó que ahí estaban sus parientes, pero al comunicarse de nueva cuenta le dijeron desconocer datos sobre su hermano, su padre y su primo.

Silvana Esposito indicó que hasta el momento no ha recibido ningún mensaje en el que se le exija un rescate a cambio de la liberación, lo que le hace suponer que no se trata de un secuestro.

En tanto, en Italia, la Fiscalía de Roma ya abrió una investigación a cargo de Sergio Colaiocco por los hechos, aunque todavía no logra establecer una hipótesis precisa sobre la desaparición. Mientras, en Nápoles, la población se ha volcado a distribuir en redes sociales la ficha de los desaparecidos o ha puesto fotos de ellos en sus perfiles de Facebook y Twitter como muestra de solidaridad, e incluso en el partido entre el Napoli y el SPAL celebrado el domingo los aficionados mostraron un largo cartel en el que pedían la liberación de los tres italianos.

En la pancarta se lee: Liberate i napoletani in Messico. (Foto: Especial)

Tecalitlán,  localizado en la colindancia con Michoacán, es conocido porque de ahí es el Mariachi Vargas, el más famoso de México, tanto que el lema del municipio es “La tierra del mejor mariachi del mundo”.

De acuerdo con la agencia Stratfor, desde 2012 comenzó a incrementarse la violencia en la región limítrofe de los estados de Jalisco y de Michoacán por la disputa entre los cárteles de Jalisco Nueva Generación y Los Caballeros Templarios, siendo los municipios de Pihuamo, Tecalitlán, Quitupan, Jilotán, Mazamitla, San José de Gracia, Santa María del Oro, La Barca, Atotonilco, Ayotlán, Tizapán El Alto y Degollado, Tuxcueca, Jocotepec y Chapala los más afectados.