FOTOS: Objetos consumidos en incendio del Museo Nacional de Brasil

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El acervo del Museo Nacional de Brasil contaba con más de 20 millones de piezas diferentes de períodos de la historia brasileña y del mundo.

El museo fue fundado en 1818 por el rey Don Juan VI y era considerado como el centro  de historia natural más antiguo de América Latina  y el quinto mayor museo del mundo  en cuestión de colecciones fósiles, utensilios indígenas, momias y animales disecados.

Entre sus exhibiciones se encontraban:

La cabeza momificada producida por los Shuar (Jivaro)

Algunos pueblos de la Amazonia desarrollaron técnicas extraordinarias de momificación. Cabezas humanas o de animales, encogidas o no, quedaban preservadas por años, a pesar del clima húmedo y cálido de los bosques. Muchas de ellas todavía pueden ser vistas en museos de todo el mundo.

Picture 578

Momia en territorio brasileño

Este descubrimiento fue donado al emperador Don Pedro II por la cafetera Maria José de Santana, dueña de la hacienda en la que se localiza la cueva donde fueron rescatados. La mujer tendría entre 24 y 26 años, 1.48 metros de altura y debe haber muerto hace unos 600 años antes de la llegada de los europeos.

CAJÓN DE SHA-AMUN-EN-SU

El féretro de Sha-Amun-em-su,  que significa “los lozanos campos de Amón”, permaneció en el estudio de Pedro II, dentro del palacio imperial de la Quinta da Boa Vista, en Río de Janeiro, hasta 1889.

Gato momia

B 1455

Los antiguos egipcios momificaban también animales, además de seres humanos. Los más populares eran los gatos, y sus momias eran ofrecidas a la diosa gata Bastet.

ESTATUETA DE JOVEN DAMA EGIPCIA

Estatua en calcáreo policromático. Esta imagen fragmentada representa a una mujer de la élite vestida de lino pliegue. Ella sostiene en las manos una flor de loto, signo de renacimiento, y en la cabeza trae un cono de incienso.

 

Esqueleto de Angaturama limai

El esqueleto de Angaturama limai en exposición es el primer dinosaurio carnívoro brasileño de gran tamaño a ser montado en el país.

Réplica del Maxakalisaurus

La primera réplica de un dinosaurio grande jamás montada en Brasil era otro de los atractivos principales del Museo Nacional. La réplica del maxakalisaurus, un herbívoro de 9 toneladas y 13 metros de largo, tenía una sala sólo para él. El dinosaurio vivió hace unos 80 millones de años en la región del Triángulo Minero. “Sin duda, él es el preferido del público”, dijo el director Alex Kellner a medios brasileños.

También la exhibición contaba con animales disecados:

EL MONO

GATO MONTÉS

El perezoso de tres dedos

VENADO

Las exposiciones del Museo Nacional de Brasil estaban organizadas en ocho secciones:

-Evolución de la Vida (la historia de la Tierra y de los primeros seres que la poblaron)
-En los Pasos de la Humanidad (la evolución del Hombre)
-Culturas Mediterráneas (arte y artefactos grecorromanos)
-Egipto (Argelia)
-La arqueología precolombina (arte y artefactos de los pueblos que habitaban las Américas)
-Arqueología Brasileña (donde se destaca Luzia, el esqueleto más antiguo de las Américas)
-Etnología Indígena Brasileña (la diversidad, el arte y el ingenio de los indios brasileños)
-Culturas del Pacífico, además de las diversas secciones dedicadas a la Zoología

También te puede interesar:

Conmociona incendio de museo con 200 años de historia