• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Actualmente, Gulf tiene más de 44 estaciones de servicio en el país, distribuidas en ocho estados, además de que tienen convenios de conversión con 150 gasolineras. Foto: Especial
Actualmente, Gulf tiene más de 44 estaciones de servicio en el país, distribuidas en ocho estados, además de que tienen convenios de conversión con 150 gasolineras. Foto: Especial

Ante los posibles cambios en el mercado de gasolinas por el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, las nuevas gasolineras que llegaron a México tendrían que repensar sus negocio y revisar sus planes de inversión o bien adaptarse a las nuevas políticas del sector, dijo Sergio de la Vega, director general de Gulf México.

Planteó que el hecho de que el precio de las gasolinas y diésel sólo suban conforme a la inflación es más un sistema de intervención que de controlar los costos, por lo que está situación  puede cambiar las estrategias de expansión.

“Los modelos de negocio de muchas compañías que están llegando hoy a México están basados en una libre fluctuación de precios, que flota con los precios de los combustibles, si deja fluctuar con los mercados internacionales, entonces tenemos que revisar nuestro modelo de negocio, no necesariamente estoy diciendo que va a ser una revisión de forma negativa, pero cambian las hipótesis bajo las cuales hicimos nuestros modelos de negocios”, explicó.

El directivo precisó que las energéticas que llegaron al país se basaron en un marco de apertura del mercado gasolinero, por lo que tendrían que analizar las nuevas condiciones del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, cuyo equipo de trabajo ha mencionado la posibilidad de que los aumentos en la gasolina se basen en la inflación.

“Muchos de los planes de negocio de toda la industria estaban hechos con ciertas hipótesis, en las que veíamos que por la infraestructura era necesario importar, y así hicimos nuestro plan, pero ahora con los cambios tenemos que adaptarnos o modificar los proyectos”, dijo De la Vega.

Agregó que Gulf México entiende que AMLO quiere fortalecer a las empresas productivas del Estado, lo cual no es malo para los privados, pues se entiende que ellas pueden coexistir con esta estrategia.

Contó que Gulf tiene actualmente 44 estaciones operando en el país, distribuidas en 8 estados, además ya cuentan con convenios de conversión de 150 gasolineras, para cambiarlas en los siguientes meses.

Entre otros planes, la petrolera Gulf planea participar en el mercado de turbosina con el suministro a las aerolíneas de los aeropuertos mexicanos, dijo Sergio de la Vega, Director General de Gulf México.

Compartir