Las labores de demolición continúan en la colonia Del Valle, ayer. Foto: Especial

Para atender la emergencia provocada por el sismo del 19 de septiembre, el secretario de Finanzas local, Edgar Amador, pidió a la Cámara de Diputados mil millones de pesos con cargo a la deuda y que sean garantizados mil 200 millones de pesos para el Fondo de Capitalidad.

“No tenemos ningún problema de deuda y estos mil millones no representan ningún problema de sustentabilidad financiera, es completamente manejable. Este fondo se dedicará  a la atención de la infraestructura que resultó dañada”, apuntó el funcionario local.

Respecto de la atención a los damnificados, precisó que el gobierno local no incluirá a las instituciones bancarias en el programa de 4 mil millones de pesos para créditos de reconstrucción, por lo que los créditos a 20 años de la Plataforma CDMX o del Instituto de Vivienda (Invi) serán las únicas vías oficiales y no serán gratuitas.

En referencia a la propuesta de Morena de utilizar los 9 mil 500 millones acumulados del Fondo de Atención a los Desastres Naturales (Fonaden) y sumarlos a otros recursos para una bolsa de 35 mil millones de pesos, a fin de dar vivienda gratuita a los damnificados, dijo que no es posible. “Si usamos el 100 por ciento del Fonaden y tiembla mañana, no vamos a tener con qué atender la emergencia. La UNAM espera un sismo de intensidad de 8 puntos. Se trata de un riesgo para edificios de más de 10 pisos y sería mayor al del 19 de septiembre. Si nos gastamos los 9 mil millones de pesos, no vamos a tener para atender”, explicó.

Detalló que en tan sólo 2 días ya se han comenzado 600 trámites de créditos por más de 2 millones de pesos para vivienda con cargos de 9 por ciento anual durante 20 años.  “Si estos créditos no son opción, entonces está el Invi. Pero todo esto es a base de créditos porque no podemos regalar casas”, aclaró.

Desembolso tras temblor

Edgar Amador detalló que en los 10 días, el gobierno central gastó:

  • 200 millones de pesos en los servicios gratuitos de transporte público
  • 2 mil 500 millones para el traslado del cascajo producto de los escombros y demoliciones
  • 200 millones de pesos para la demolición de 30 edificios
  • 200 millones en reparaciones de la red hidráulica
  • 800 para un programa de vivienda.