• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Los aranceles entre China y EU continúan, afectado el comercio de autos, metales, electrónicos; además de que comienza a dañar los precios internacionales del petróleo. Foto: Especial
Los aranceles entre China y EU continúan, afectado el comercio de autos, metales, electrónicos; además de que comienza a dañar los precios internacionales del petróleo. Foto: Especial

El crudo cayó a un mínimo de siete semanas debido a la preocupación de que la guerra comercial entre Estados Unidos y China debilitará la demanda mundial de energía y desalentará la aprehensión acerca del destino de las exportaciones petroleras iraníes.

De acuerdo con Bloomberg, las acciones en Nueva York cerraron 0.2 por ciento menos e Irán está en medio de un colapso de la moneda, escasez de agua y protestas callejeras mortales, ya que las sanciones de Estados Unidos aíslan al régimen y algunos de los mayores compradores de petróleo del país islámico buscan suministros en otros lugares.

No obstante, la disputa cada vez más intensa entre las economías más grandes del mundo tomó el centro del escenario, poniendo en peligro el crecimiento económico.

El crudo se negoció a menos de 70 dólares por barril (dpb) este mes en Nueva York debido a que la disputa comercial entre Estados Unidos y China amenazaba la demanda mundial de combustibles derivados del petróleo. Se espera que la situación de Irán se vuelva más precaria a medida que se acerca la fecha límite de noviembre para una ronda más restrictiva de sanciones estadounidenses.

El crudo West Texas Intermediate (WTI) para entrega en septiembre bajó 13 centavos, para ubicarse en $66.81 el barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York, luego de que la operación se limitó a un rango de 92 centavos durante toda la sesión. El volumen total negociado fue de alrededor de 28 por ciento por debajo del promedio de 100 días.

En tanto, los menores pedidos de exportación y las ventas de automóviles probablemente desacelerarán el crecimiento del comercio mundial en el tercer trimestre, aseguró la Organización Mundial del Comercio (OMC); mientras una cruzada arancelaria global del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para proteger los empleos en Estados Unidos comienza a afectar.

La OMC advirtió que el comercio mundial estaba amenazado, su indicador de perspectiva trimestral -un compuesto de siete índices prospectivos- bajó a 100.3 desde el 101.8 previsto en mayo para el segundo trimestre. Señaló “una disminución del crecimiento del comercio en los próximos meses en línea con las tendencias de mediano plazo”, dijo el jueves.

Las últimas cifras para pedidos de exportación y automóviles fueron 97.2 y 98.1, respectivamente. Trump ya impuso aranceles a las importaciones de acero y aluminio de los principales socios comerciales de Estados Unidos y señaló que es probable que los vehículos sean los siguientes.

Para tratar de convencer a China de cambiar su modelo económico y reducir el déficit comercial de Estados Unidos, Washington también propuso la semana pasada un arancel superior a 25 por ciento sobre las importaciones chinas con valor de 200 mil millones de dólares. Por su parte, Beijing propuso tomar represalias con aranceles sobre 60 mil millones de dólares en bienes estadounidenses.

Compartir