• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Ochoa, ayer, falla en una atajada durante el partido contra el Ajax. Foto: Especial
Ochoa, ayer, falla en una atajada durante el partido contra el Ajax. Foto: Especial

Con el portero mexicano Guillermo Ochoa bajo los tres postes, el Standard de Lieja de Bélgica empató de último minuto 2-2 frente al Ajax de Holanda en el partido de ida de la ronda previa a la fase de grupos de la Champions League.

El portero mexicano jugó los 90 minutos y fue el héroe con una atajada providencial en los últimos momentos para mantener la esperanza del Standard de clasificar a la fase de grupos, si logra la victoria en el juego de vuelta.

Los goles del conjunto holandés fueron obra de Klass-Jan Huntelaar, al minuto 19, y del serbio Dusan Tadic, al 34; mientras que por Standard Lieja anotaron el marroquí Mehdi Carcela al 67 y el delantero Renaud Emond al 94’.

El partido de vuelta de esta serie previa a la fase de grupos de la Champions League será el próximo 14 de agosto en la cancha de la Arena Johan Cruyff a las 13:30 horas tiempo del Centro de México.

El duelo comenzó con dominio alterno que dejó ver a un equipo local más atrevido y más suelto en ataque, pero no lograron ser certeros y sus acometidas a la meta de rival fueron infructuosas.

La primera anotación del encuentro vino por parte de la visita, cuando tomó mal parada a la defensa del Standard y luego de un gran centro por derecha apareció el experimentado Klaas-Jan Huntelaar para rematar de palomita para vencer a Guillermo Ochoa y adelantar al Ajax de Holanda 1-0.

Las cosas se pondrían cuesta arriba para los rojos con el 2-0 producto de un balón largo que fue mal fildeado por la defensa y dejo solo en el área al serbio Dusan Tadic, quien no dudó en cruzar su disparo y que dejó fuera de la ecuación a Ochoa.

A partir del segundo gol y durante el resto del partido el Standard, con sus ataques estériles, contó la historia del que quería, pero no podía. En contraparte, el equipo holandés, con mejor trato de balón e idea, jugaría el rol de que cuando quería, podía herir.

Pero de pronto aparecería el marrueco Carcela para sacarse de la chistera un zurdazo de larga distancia que se incrustaría pegado al poste derecho del Ajax y regresaría a la vida al equipo de Lieja con el 2-1 en la pizarra.

A seis minutos del final, la figura de Guillermo Ochoa se agigantaría con una sensacional atajada a un viejo rival del portero azteca, el holandés Huntelaar, quien disparó a quemarropa, pero el guardameta con un rápido achique, envió el disparo a tiro de esquina y mantuvo viva la esperanza local de avanzar a la fase de grupos de la Champions League.

En la última jugada ofensiva del Standard, el recién ingresado delantero Emond anotó el 2-2 y con ello dejan todo para la vuelta, haciendo que la atajada de Paco Memo cerca del final cobre aún más importancia.

am