• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Memo, durante un cotejo del presente torneo. Foto: Especial
Memo, durante un cotejo del presente torneo. Foto: Especial

El timonel Guillermo Vázquez dejó de ser el estratega de los Tiburones Rojos del Veracruz y dejó a la deriva un barco que hoy marcha en el puesto 13 de la general, apenas con la suma de un partido ganado, uno empatado y dos perdidos.

El principal motivo por el que Memo decidió hacerse a un lado de su cargo fue no llegar a un acuerdo con la directiva en el tema del adeudo de tres meses que tienen con los jugadores y cuerpo técnico.

La situación en el puerto se complicó en los últimos meses y Vázquez fue uno de los principales afectados. Ayer, el timonel aclaró a través de un comunicado la razón por la que presentó su renuncia repentina al banquillo de los escualos, atribuyendo a condiciones ajenas que afectaron su trabajo.

“Como es su conocimiento he dejado la Dirección Técnica del equipo de manera voluntaria. La decisión obedece a las condiciones que se han venido dando y que han complicado nuestra labor”, publicó.

Asimismo, agradeció a Fidel Kuri Mustieles, así como a toda la directiva por la confianza, misma con la que lograron la permanencia en el Clausura 2018. “A jugadores que a pesar de las adversidades siempre mostraron hombría”; y por último reconoció el apoyo de la afición del puerto, deseándole el mejor de los éxitos al club.

No obstante, las formas en las que Vázquez dejó a los Tiburones Rojos no fueron vistas de buena manera por los altos mandos del club; de ahí que el vicepresidente deportivo, Mario Trejo, asegurara que el estratega no se manejó de la forma correcta.

“Nos reunimos, lo veo con una indisposición y me dice que me va a informar que no va a seguir; yo le digo que cualquier situación con disposición se puede corregir y él me dice que no sigue. Yo le comento que por su trayectoria no se debería ir así, que sería mejor después del partido, y él comenta que lo tiene decidido; entonces se le acepta y que le vaya muy bien, que tenga mucha suerte, porque el equipo va más allá de una situación personal y no es tan simple como que él diga me das o no me das”, expuso.

  • El Dato: Vázquez dirigió 27 partidos entre Liga y Copa MX, cosechando un balance de siete triunfos, cinco empates y 15 derrotas, para una efectividad de 21 por ciento.