• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Fotoarte: Luis de la Fuente, La Razón

Esta noche seremos testigos de un acontecimiento histórico, cuando los Cavaliers de Cleveland visiten en el Oracle Arena, a los Warriors de Golden State, en el primer partido de las finales de la NBA, que por cuarta ocasión consecutiva tiene en esta instancia a los mismos equipos; un hecho sin precedentes que también involucra a la MLB, la NFL y la NHL, las cuatro principales Ligas del deporte en Estados Unidos.

Desde la temporada 2014-2015, Warriors y Cavs dominan las Conferencias Oeste y Este, respectivamente, de la liga de basquetbol más importante del planeta.

En aquella campaña, la gloria fue para los de Oakland, quienes vencieron a los de Cleveland por 4-2. Un año después llegó la revancha para el conjunto de Cleveland, que se adjudicó el trofeo Larry O’Brien tras superar en el séptimo partido de la serie a Stephen Curry y compañía por un apretado 93-89. Pero una campaña más tarde, la 2016-2017, Golden State recuperó el trono, luego de ganar la serie por un contundente 4-1.

Con su cuarta aparición en fila en las finales de la NBA, Cavaliers y Warriors se convirtieron en el cuarto y quinto conjunto en lograrlo, empatando así lo realizado por los Lakers de Los Ángeles (1982-1985), los Celtics de Boston (1984-1987) y el Heat de Miami (2011-2014). El récord le pertenece a los Celtics, quienes alcanzaron 10 finales entre 1957 y 1966.

Fotoarte: Luis de la Fuente, La Razón

Por su parte, el alero LeBron James, la principal figura de los Cavaliers, se convirtió en el sexto jugador en la historia en llegar a ocho finales de la NBA, consecutivamente. Igualó a K. C. Jones, quien lo logró entre 1958 y 1966; y a Frank Ramsey, quien también consiguió dicha proeza entre 1957 y 1964.

La marca le pertenece a Bill Russell, quien es el único jugador del conjunto de Boston que estuvo en las 10 finales que la franquicia disputó entre 1957 y 1966. En segundo lugar, con nueve finales seguidas, se encuentran Tom Heinsohn (1957-1965) y Sam Jones (1958-1966).

El Rey LeBron, a diferencia de todos ellos, es el único que lo logra con dos clubes, ya que además de Russell, Heinsohn y los dos Jones, lo consiguieron con los Celtics.

En cambio, las primeras cuatro finales consecutivas que jugó fueron con el Heat de Miami, entre 2011 y 2014; perdió la primera y la última, pero se proclamó monarca en las de 2012 y 2013, a costa de Oklahoma City Thunder y los Spurs de San Antonio, respectivamente.

Golden State llega a esta final luego de dejar en el camino a San Antonio en la primera ronda de la postemporada, a los Pelícanos de Nueva Orleans en las semifinales, y a los Rockets de Houston en las finales de la Conferencia Oeste.

Cavs eliminó primero a los Pacers de Indiana, después a los Raptors de Toronto, y posteriormente derrocó a los Celtics en las finales de la Conferencia Este. El segundo duelo de las finales será el  próximo  domingo, también  en el Oracle Arena.

  • El Dato: En las últimas 10 finales de la NBA se han jugado por lo menos cinco partidos; la última vez que eso no ocurrió fue en la temporada 2006-2007 (4).

am