Hallan evidencias del Homo sapiens fuera de África

Arqueólogos iraníes y españoles hallaron dentro de una cueva en Irán, herramientas asociadas a restos faunísticos y de acuerdo con la prueba del carbono 14, tienen entre 36 mil y 54 mil años de antigüedad, mismas que utilizó el Homo sapiens, lo que significa que dicho país fue uno de los primeros habitados fuera de África por el hombre moderno.

La investigación y excavación arqueológica en la cueva de Kaldar, Irán, codirigida por Behrouz Bazgir y Andreu Ollé, ambos miembros del IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) fue publicada recientemente en la revista especializada en ciencias multidisciplinarias: Scientific Reports.

“Sabemos que el Homo sapiens surgió en África hace 150 mil o 200 mil años y sólo 140 mil años después llegaron a Europa. Este hallazgo nos puede dar pistas sobre la ruta que siguieron”, explicó el arqueólogo Andreu Ollé en entrevista con El País.

Los resultados de las investigaciones sitúan a Irán entre los primeros lugares habitados por los humanos modernos que consiguieron por primera vez dispersarse desde Asia occidental hasta Europa. De esta forma, la cueva refuerza la posición de Irán dentro del mundo de la arqueología paleolítica en el ámbito mundial.

Además, la secuencia excavada recientemente en Kaldar contiene niveles más antiguos con industria musteriense, asociada generalmente a los neandertales.

Este hecho representa una ocasión única de estudiar la transición del paleolítico medio al paleolítico superior en los montes del Zagros.

La cueva de Kaldar proporciona uno de los ejemplos más antiguos de la existencia del hombre moderno en esta parte del mundo, y también aportan información sobre cómo estas poblaciones llegaron a sobrevivir a las condiciones climaticcas y a las situaciones medioambientales que resultaban totalmente nuevas para ellos.