• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

El 2017 fue el año más violento del país, pues la tasa de homicidios creció en más de 200 por ciento, incluyendo a entidades que antes no figuraban en este delito como Nayarit, Aguascalientes, Querétaro y San Luis Potosí.

De acuerdo con la última estadística del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Nayarit, donde gobierna el panista Antonio Echevarría García, es la entidad con un mayor repunte, pues de tener 149 asesinatos en 2016, pasó a 462, en 2017, lo que significa un incremento de 210.06 por ciento.

A pesar de no ser una entidad históricamente peligrosa, Aguascalientes, del albiazul Martín Orozco Sandoval, registró hace dos años 46 crímenes, pero un año después la cifra subió 80.43 por ciento, al ubicarse en 83 homicidios.

En el mismo sentido va Querétaro, pues de 137 asesinados en 2016, para 2017 contabilizó 217, es decir, 58.3 por ciento más; mientras que San Luis Potosí, donde gobierna el priista Juan Manuel Carreras, los casos subieron de 332 a 500 en los últimos dos años, con un pico de 50.6 por ciento.

A nivel nacional el Inegi indicó que durante 2017 se registraron 31 mil 174 homicidios, con una tasa de 25 casos por cada 100 mil habitantes, esta cifra es superior a la registrada en 2016, cuando se registraron 24 mil 559 incidentes con una tasa de 20 homicidios por cada 100 mil habitantes y 24 por ciento menos en tan sólo un año.

La lista la complementan entidades conocidas por su alto porcentaje en este delito. En Baja California Sur, gobernada por Carlos Mendoza Davis, del PAN, el número de homicidios pasó de 238, en 2016, a 740, en 2017, lo que representa un incremento de 210.9 por ciento.

En Quintana Roo, encabezado por Carlos Joaquín González, del PAN-PRD, 193 homicidios hubo en 2016, pero al siguiente año la cifra cambió a 450, es decir, 133.16 por ciento más.

En Baja California, de Francisco Vega de la Madrid, se reportaron mil 152 homicidios; sin embargo, para 2017, el número aumentó a dos mil 144 en la administración del panista, lo que representa un aumento de 86 por ciento en uno de los destinos que la Secretaría de Gobernación ha puesto principal atención por la ola de violencia que se genera día con día.

En el caso de Chihuahua, del panista Javier Corral, aunque el incremento fue menor a 30 por ciento, el número de muertos es igual de grave que las entidades mencionadas. En 2016 hubo mil 788 asesinatos y para el siguiente año se disparó a dos mil 221, con un aumento de 24.21 por ciento.

Gráfico: La Razón de México

Otra entidad donde paulatinamente se ha elevado el índice de criminalidad es Guanajuato, del panista Miguel Márquez Márquez.

Aquí, por pugnas entre bandas, sobre todo en el tema del robo de hidrocarburos y control de los territorios de la amapola, se han venido presentando aumentos paulatinos, pues en 2015 se reportaron 970 homicidios, para 2016, mil 232 incidentes, lo que representó un alza de 27 por ciento, mientras que para 2017, 2 mil 252, lo que representa un nuevo aumento de 132 por ciento; en este caso, en dos años se reportaron mil 282 homicidios más.

Veracruz es otro ejemplo. De extracción panista, durante la administración de Miguel Ángel Yunes Linares se reportó un aumento de 20.26 por ciento de 2016 a 2017, al pasar de mil 293 homicidios a mil 555; sin embargo, en 2015, se reportaron mil seis incidentes lo que aumenta la cifra en dos años en 549 incidentes.

Por otra parte, los hombres son los que continúan engrosando las listas de homicidio.

A través de un estudio, el Inegi reportó que las cifras se derivan de la información sobre estadísticas vitales captada de los registros administrativos de defunciones accidentales y violentas, los cuales son generados por las entidades federativas. Asimismo, el estudio contiene registros de 2 mil 127 Oficialías del Registro Civil, 688 Agencias del Ministerio Público y de 145 Servicios Médicos Forenses, que mensualmente proporcionaron información al Instituto.

Asimismo, recolecta de manera directa en las Oficialías del Registro Civil, en las Agencias del Ministerio Público y en los Servicios Médicos Forenses el certificado de defunción, el cual establece las causas que provocaron la muerte de una persona.

  • El Dato: El Inegi recolecta los informes de las Oficialías del Registro Civil, en las Agencias del MP y en los Servicios Médicos Forenses para elaborar las estadísticas.