• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
La actriz, Belén de Santiago, durante una función. Foto: Especial
La actriz, Belén de Santiago, durante una función. Foto: Especial

Rennier Piñero, director de Y el silencio en sus miradas, asegura que “El Caracazo”, una serie de protestas contra las medidas económicas anunciadas por el entonces presidente venezolano, Carlos Andrés Pérez, hace casi 30 años, lo marcaron de tal manera que hoy busca romper con el silencio que existe ante un suceso que llega a ser traumático y que muy pocas veces se le da lugar y voz: la desaparición forzada de las personas.

Este acontecimiento, en donde “muchas de las víctimas mortales quedaron sin identificar en fosas comunes, mientras hospitales, comisarías, juzgados y asociaciones de derechos humanos se llenaban de Antígonas que a viva voz, más allá del riesgo y de las advertencias, buscaban un cuerpo qué honrar y sepultar” se encuentra presente en el escenario, a través de su obra Y el silencio en sus miradas.

Gráfico: La Razón de México

El monólogo, interpretado por la actriz y dramaturga Belén de Santiago, logra darles un lugar memorable a las historias de personas que por mucho tiempo han buscado incansablemente y que siempre mantienen la esperanza de encontrar a su ser querido.

En la puesta en escena, el personaje principal busca honrar a su hermano desaparecido desde hace exactamente nueve años, ocho meses, siete semanas y seis días. El público será parte de este ejercicio teatral y ayudará a hacer una memoria viva a través de la música.

El auditorio, junto con el escenario, se volverá una cápsula temporal y atemporal porque, aunque los disturbios en Venezuela sucedieron en 1989, todos los días en los países latinoamericanos desaparecen mujeres y hombres que son hermanos, madres, nietos, hijas…

Acerca del montaje, Rennier Piñero comenta a La Razón:  “el trabajo que llegamos a realizar Belén y yo tiene que ver con el teatro documental, que nos llevó a hacer entrevistas a fuentes venezolanas y españolas; decidimos conjuntarlo con la tragedia de Antígona de Sófocles. Buscamos los ecos y nos centramos en llevarlo a lo cotidiano y a lo actual”.

La gente de mi país necesita el apoyo y la apertura de otros países; si se está moviendo, es porque en Venezuela ya no tiene otra opción”

Rennier Piñero

Director

“Esta obra lamentablemente tiene una vigencia y en ella está presente el dolor de pérdida y de que te arranquen a alguien que amas; por eso buscamos mantener una memoria a la cual llegamos a través de la música, junto con el público”, destaca Piñero.

El venezolano agrega que “el silencio está presente en esta dramaturgia, como lo está históricamente, y representa la nada y no hablar de determinados temas. En la música se vuelve algo resquebrajante y pone melodía al canto que logra, por fin, expresarse”.

Sobre la situación que actualmente vive su país, señala: “es un dolor constante saber y ver lo que Venezuela está pasando; es urgente una intervención internacional. Esa gente está pasando hambre y dejando la construcción de su hogar en la que invirtió toda su vida, para lanzarse a caminar kilómetros con el fin de conseguir una nueva realidad en otro país”.

La obra tendrá únicamente dos funciones: lunes 10 y martes 11 de septiembre, a las 20:30 horas, en el Foro Shakespeare.

  • El Dato: La coproducción de México, Venezuela y España forma parte del programa de despedida del Foro Shakespeare, que cerrará sus puertas el próximo 30 de septiembre.

Y el silencio en las miradas

  • ¿Cuándo? Lunes 10 y martes 11 de septiembre
  • ¿A qué hora? 20:30
  • ¿Dónde? Foro Shakespeare
  • Ubicación: Zamora 7, colonia Condesa.