• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

Se hace llamar Patrick Silva, pero las autoridades saben que su nombre es Marco, que es una de las nuevas cabezas de La Unión de El Betito, jefe de los miembros de este grupo delictivo que operan en Polanco y dueño del auto que sirvió para escoltar a quienes dejaron los cuerpos descuartizados de dos hombres en la zona de Tlatelolco.

De acuerdo con reportes obtenidos por La Razón, él es propietario del vehículo Camaro color gris que fue recuperado por agentes de la Fiscalía de Homicidios a finales del mes pasado.

Las indagatorias que inició la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) tras el asesinato de los dos hombres que fueron descuartizados y arrojados en la delegación Cuauhtémoc, los llevaron a ubicar y conocer el nombre y el rostro de este sujeto.

Lo supieron luego de que hallaron el vehículo de su propiedad escondido en un estacionamiento, el cual sirvió para escoltar desde la zona Tlatelolco hasta el norte de la capital el carro en el que fueron trasladados los cuerpos de las dos víctimas desmembradas.

Gráfico: La Razón de México

Por ahora los investigadores desconocen su paradero, pues hace tiempo abandonó el lugar en el que residía, además de que, según las indagatorias, ahí ya no han sabido más de él.  

Las autoridades descubrieron que Patrick Silva controla la venta de drogas para La Unión en distintos bares y centros nocturnos de Polanco. Lo hace con el apoyo de David García Ramírez, alias Pistache, un sujeto que fue detenido y encarcelado por homicidio, pero que hace unos meses quedó en libertad.

Las indagatorias permitieron a las autoridades saber que durante los últimos meses Patrick Silva trabajó directamente con el jefe de sicarios de La Unión, Juan Iván Arenas Reyes o Manuel Iván García Llerenas, alias Pulga, hasta que lo asesinaron.

De hecho, tras la ejecución de aquel hombre, ocurrida el mes pasado afuera de casa de su mamá, en la colonia Atlampa, Patrick Silva se tatuó una mano tal como lo hizo el finado sujeto: con la forma de un esqueleto.

De acuerdo con los reportes, este hombre suele visitar el antro llamado La Santa, ubicado en avenida Presidente Masaryk, el cual es considerado como uno de los de moda en esta zona de Polanco. Desde ahí controla a sus distribuidores de droga. 

  • El Dato: Los cuerpos fueron abandonados el 17 de junio en avenida de los Insurgentes y Flores Magón, junto con una narcomanta.

Fue hace casi un mes que los restos de dos hombres descuartizados fueron abandonados en Tlatelolco. Se trataba de dos sujetos considerados miembros del grupo delictivo Fuerza Anti-Unión, a la cual se le adjudican los asesinatos de este año en contra de los miembros de La Unión de El Betito.

Ese día, los responsables del doble crimen dejaron colgada una manta con la fotografía de Jorge Flores Concha, alias El Torta, un exreo líder de esta banda.

Las indagatorias han permitido a las autoridades conocer dónde fueron secuestrados estos hombres.  

am