• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Eduardo Bolsonaro (hijo del candidato), con Bannon, ayer. Foto: Especial
Eduardo Bolsonaro (hijo del candidato), con Bannon, ayer. Foto: Especial

Después de concluir su gira por Europa, para promover su “Movimiento” de ultraderecha en la región, el hombre que llevó al triunfo presidencial al presidente Donald Trump, Steve Bannon, llegó a Brasil, con la bandera de un seguidor del candidato presidencial Jair Bolsonaro, una figura comparada con el magnate por su discurso sin censura en contra de minorías y a favor del proteccionismo.

De acuerdo con medios brasileños, Bannon declaró que su estadía en Brasil obedece a su simpatía con el exmilitar que busca la presidencia y a una misión personal “más ardua que la tarea de hacer triunfar a Donald Trump en Estados Unidos”.

Al llegar al país amazónico, el exasesor de la Casa Blanca expresó su deseo de “dar apoyo de cómo usar mejor internet, el análisis, interpretar los datos y cosas por el estilo”, a partir de su experiencia como estratega de Trump y de varios movimientos de derecha en Europa.

Para la campaña electoral de Estados Unidos, en la que el magnate derrotó a la demócrata Hillary Clinton, Bannon mandó filmar un documental para resaltar la necesidad de un candidato nuevo, Donald Trump, como un líder que llega en un tiempo preciso para hacer a América grande de nuevo.

En el documental, The Hope and the Change (La esperanza y el cambio), Bannon copió la técnica de la directora de cine alemán Leni Riefenstahl, quien produjo películas de propaganda por encargo del mismo Adolf Hitler.

En junio pasado, el diario norteamericano Quartz publicó una comparación entre el candidato brasileño y el presidente Trump.

“La elección de Trump enseñó a los norteamericanos que cualquier candidato, no importa cuánto parezca, debe ser tomado en serio por todos antes de que sea demasiado tarde”, dice el texto.

De acuerdo con la publicación, aunque la población de Estados Unidos no conoce la historia de Bolsonaro, es parecida a la del republicano y, por lo tanto, “los brasileños necesitan entenderlo ahora”.

Bolsonaro, quien ya se perfila como amplio favorito para la segunda vuelta del próximo 28 de octubre, ha hecho reivindicaciones racistas, homófobasy xenófobas desde que entró en la política en 1988.

“No trato de agradar a todos. No soy bueno, pero los demás son muy malos. Intentan derribarme, pero sigo subiendo en las encuestas”, dijo el brasileño.

  • El Dato: Bannon participó el mes pasado en una manifestación en Roma organizada por un pequeño partido italiano antiinmigrantes.

Las máximas del aspirante

  • 2003. “Ella (una diputada) no merece (ser violada), porque es muy mala, porque es muy fea, no es de mi gusto, jamás la violaría. Yo no soy violador, pero si fuera, no la violaría porque no lo merece”
  • 2011. “Sería incapaz de amar a un hijo homosexual. No voy a ser hipócrita. Prefiero que un hijo mío muera en un accidente a que aparezca con un bigotudo por ahí”
  • 2017. “Es una desgracia ser patrón en este país con tantos derechos para los trabajadores”
Compartir