• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
La canciller, Chrystia Freeland ayer, después de la negociación. Foto: AP
La canciller, Chrystia Freeland ayer, después de la negociación. Foto: AP

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, aseguró frente a legisladores de su país que si no hay un buen acuerdo en torno a la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), “no firmaremos” y reconoció que enfrenta presiones de la oposición conservadora, quien quiere que Ottawa firme el tratado lo antes posible.

Ayer, Canadá y Estados Unidos retomaron las mesas de negociación del TLC con temas trabados como productos lácteos, Capítulo 19, propiedad intelectual, exenciones para patentes farmacéuticas y una eliminación de impuestos en la frontera canadiense, por lo que analistas ven improbable que se logre un acuerdo esta semana, debido a la complejidad de los temas.

De acuerdo con Bloomberg, las conversaciones podrían extenderse hasta la próxima semana, y hasta ahora se han omitido las fechas límite. Cabe recordar que el secretario de Economía (SE), Ildelfonso Guajardo, había mencionado que Canadá y Estados Unidos tenían hasta esta semana para llegar a un acuerdo, ya que el próximo 30 de septiembre se darán a conocer los documentos oficiales.

Para Trudeau, es preferible no ver ningún acuerdo que verse obligado a aceptar uno malo.

“Hemos sido muy claros en que estamos interesados ​​en lo que podría ser un buen negocio para Canadá, pero vamos a necesitar ver una cierta cantidad de movimiento para llegar allí y eso es ciertamente lo que esperamos “, aseguró.

Los funcionarios canadienses advierten que están preparados para ver la próxima fecha límite, si no consiguen un acuerdo con el que puedan vivir, según dos personas familiarizadas con las conversaciones, ya que necesitan disposiciones efectivas para la resolución de disputas en los casos antidumping, y la certeza de evitar el uso indebido de las investigaciones de seguridad nacional.

No está claro lo que sucederá si resulta imposible publicar el texto de un acuerdo antes del 30 de septiembre. Canadá y Estados Unidos podrían extender las conversaciones, pero eso significa que el Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, que asume el cargo el 1 de diciembre, tendrá que firmar el nuevo acuerdo.

Ante la falta de un posible acuerdo, crecen versiones de que el presidente de Estados Unidos proceda con aplicar aranceles al gobierno de Trudeau, si se resiste a un acuerdo, o incluso usar otra táctica de presión, como notificar con seis meses de anticipación el TLCAN existente.

En tanto, la canciller canadiense, Chrystia Freeland, dijo ayer a los periodistas que las conversaciones habían sido constructivas, y dijo que volvería a encontrarse con Lighthizer más adelante.

“Somos un país que es bueno para encontrar compromisos y es un talento que nuestros negociadores ciertamente demuestran. Al mismo tiempo, nuestro objetivo principal… es defender el interés nacional “, dijo.

El presidente republicano del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Diputados de Estados Unidos, Kevin Brady, dijo a CNBC que “Canadá necesita intensificar realmente esta semana”, para cumplir con el plazo del 1 de octubre fijado por Washington.

Temas trabados en mesas Ottawa-Washington

  • Productos lácteos. EU quiere frenar el exceso de oferta canadiense
  • Capítulo 19. Canadá quiere preservar ventajas en panel antidumping
  • Canadá busca exenciones para sus industrias culturales
  • EU quiere más exenciones de propiedad intelectual y protección a patentes farmacéuticas.
  • Washington quiere un umbral más alto para los envíos libres de impuestos en la frontera con Canadá.