• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El legislador panista Marko Cortés (izq), durante la campaña en Hidalgo.

La propuesta de reducir el financiamiento a los partidos debe ampliarse, para que se generen ahorros de 50 por ciento al gasto corriente de la Presidencia, de las secretarías y dependencias del Gobierno federal, logrando optimizar el gasto público y que el sistema democrático cueste menos, sostuvo el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Marko Cortés Mendoza.

Incluso, recordó que la bancada panista presentó diversas modificaciones legales para disminuir los recursos a los partidos; en febrero pasado entregaron una iniciativa de reforma constitucional para hacer las adecuaciones a la Ley General de Instituciones y Procesos Electorales (LEGIPE), Ley General de Partidos Políticos (LGPP) y la Ley Orgánica del Congreso General de  Estados Unidos Mexicanos (LOCGEUM).

En la línea de disminuir el costo del gobierno y la democracia, explicó, será necesario que gobierno y partidos hagan un esfuerzo genuino por reducir a la mitad sus gastos, asumiendo todo el reto de la austeridad que demanda la sociedad.

“Los diputados del PAN damos la bienvenida a las propuestas de austeridad del próximo gobierno, esperando que en la misma proporción que disminuya el gasto a partidos, se reduzca en el gobierno”, dijo.

En ese sentido, precisó que será necesario que el nuevo gobierno adelgace las dependencias y reduzca costos de representación, logrando hacer más con menos; en el caso de los partidos será fundamental que la propuesta sea enriquecida ampliando los topes en el financiamiento privado, así como en una reducción de las obligaciones en materia de fiscalización.

Esto último, explicó, porque gran parte del financiamiento se va en personal e infraestructura para cumplir con los requerimientos de fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE), además de que este instituto gasta casi mil millones en fiscalizar, lo cual también deberá ajustarse.

Compartir