• Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Con el objetivo de acercar el desarrollo a las comunidades nativas de la cultura maya e incrementar la competitividad turística de la región, el proyecto ejecutivo del Tren Turístico Transpeninsular del Sureste.

De acuerdo con información del equipo del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el proyecto planea comunicar ciudades en el sur de la Península de Yucatán, como Cancún y Tulum, conexión que contempla una estructura aérea, para “crear una oferta poderosa y diferenciada por su cultura, la naturaleza y la conservación ecológica”.

El dato:

  • La zona destaca por su consolidación turística, pues el aeropuerto de Cancún es el segundo con mayor actividad de México.
  • Estaciones diferentes pide el sector empresarial de Yucatán

Gráfico: Roberto Alvarado.

Dicha construcción contará con una vía ferroviaria para un tren de  mediana velocidad, aproximadamente 130 kilómetros por hora y su costo estimado total, en todas sus etapas, es de 64 mil 900 millones de pesos para cubrir el recorrido de Cancún hasta Palenque, con escalas en destinos turísticos como Tulum, Bacalar, Calakmul, entre otros.

También se reporta que incluirá una vía doble nueva aérea de 103.28 kilómetros; una ruta única nueva a nivel de 504.22 kilómetros, para lo que se rehabilitarán y realinearán 226.4 kilómetros.

El Tren Turístico Transpeninsular del Sureste, que tendrá en total 12 estaciones,  se basa en un plan que “nació a fines de los años 90 y comprende a cinco estados del sureste del país (Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo), los resultados que hasta ahora presenta son magros y fruto de esfuerzos individuales”, se detalla en el Proyecto de Nación 2018-2022, que ve inspiración de la obra en experiencias internacionales exitosas.

Según las previsiones el recorrido será de 833.9 kilómétros y el costo de infraestructura se estima en 56 mil 900 millones de pesos, mientras que el total del material rodante alcanzará los ocho mil millones.

“La línea de acción busca detonar el desarrollo de la región sur de la Península de Yucatán, incrementará el atractivo del producto turístico Mundo Maya y, en consecuencia, el flujo mundial de turistas interesados en la cultura y en la ecología”, sobresale en el documento.

También destaca que los esfuerzos turísticos, en el sureste del país, se han concentrado en el turismo de sol y playa, y que “el gran crecimiento de infraestructura hotelera, dedicada a ese sector, está provocando severas afectaciones al entorno ecológico y social de la zona”, por ello, el impulso será en el transporte, en el que se prevé la participación del Gobierno federal, empesas privadas, pequeños propietarios y ejidatarios para su factibilidad.

Asimismo, se destaca que obras de esta magnitud han “aumentado la copetitividad turística”, como en zonas arqueológicas.

“La actividad turística actual no permite el desarrollo a los nativos mayas y degrada fuertemente sus entornos naturales y culturales”, agrega el proyecto, por lo que reitera su compromiso por impulsar la región.

Compartir