• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

Las procuradurías General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) y General de la República (PGR) intercambian información sobre los tres hombres detenidos este fin de semana que plagiaron a una modelo y escort de origen venezolano, a la que sacaron del hotel Villas Patriotismo, en la colonia Escandón, y encerraron en una casa en Xochimilco.

Y es que por la forma en que operaron los sujetos, las autoridades suponen que no era la primera vez que raptaban a una joven extranjera de las que laboran en esos hoteles, y que brindan el servicio de acompañantes.

De acuerdo con las autoridades, a su más reciente víctima la citaron en este establecimiento supuestamente para solicitarle un servicio. Los hombres rentaron una habitación con estacionamiento y esperaron a que llegara.

  • El Dato: Los tres detenidos, de 22, 23 y 27 años de edad, qudaron a disposición del MP federal.

Sin embargo,  una vez que ella ingresó y descubrió que había tres hombres ahí, quiso retirarse, lo cual ya no pudo hacer. Los tres sujetos la sometieron, la subieron a un auto y se la llevaron.

Un familiar de esta mujer extranjera pidió apoyo a las autoridades de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, pues conocía a un suboficial de esa dependencia.

Fue gracias a ella que agentes de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina y elementos federales pudieron rescatar a la mujer en una casa de la delegación Xochimilco.

Por la comida, los objetos que encontraron en el lugar y el desorden, las autoridades suponen que no era la primera víctima que estos sujetos mantenían cautiva ahí.

La Razón reveló ayer que fue el viernes por la madrugada cuando diversas jóvenes extranjeras que laboran como escorts y que trabajan en los hoteles de Patriotismo, Viaducto y Revolución, comenzaron a comunicarse y pedir ayuda.

Mediante mensajes de Whatsapp, aseguraban que  desde el teléfono de la venezolana Caridad, de 33 años, estaban llamando a su familia para pedir dinero a cambio de su rescate. Quienes se comunicaron exigían medio millón de pesos a cambio de no hacerle daño.

Según contaban sus amigas,  Caridad había acudido al hotel Villas Patriotismo, para dar un servicio. Sin embargo, ahí la habían raptado. Por medio de mensajes, las jóvenes se alertaron entre sí.

Ese hotel, al igual que el Pasadena de Revolución, y el V Boutique, de Viaducto, son frecuentados por jóvenes escorts. El Pasadena, fue precisamente el lugar en donde asesinaron en diciembre pasado a una joven argentina.

A pesar de lo que ha sucedido tanto en el hotel Villas Patriotismo como en el Pasadena, los dos continúan operando de manera normal.