Interrogan a hija del presidente de Brasil, investigado por lavado de dinero

Michel Temer ha sido denunciado dos veces durante su mandato por el cobro de sobornos y actos de corrupción cuando se desempeñó como vicepresidente en el gobierno de Dilma Rousseff; la policía sigue una indagatoria en su contra que hoy alcanzó a una de sus hijas

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El presidente Temer ha rechazado las acusaciones de que ha lavado dinero. Foto: AP

La policía brasileña interrogó durante tres horas y media a una de las hijas del presidente de Brasil, Michel Temer, en una investigación por supuesto lavado de dinero y corrupción que podría afectar al jefe del Estado, quien ya fue denunciado dos veces durante su mandato.

La psicóloga Maristela Temer fue interrogada en el aeropuerto de Congonhas, en Sao Paulo, para esclarecer cómo se produjo el pago de las obras realizadas en su casa en esa ciudad en 2014, cuando su padre era vicepresidente en el gobierno de Dilma Rousseff.

Albañiles que realizaron la obra en la vivienda, en una de las zonas residenciales más exclusivas de Sao Paulo, dijeron a las autoridades que recibieron sus honorarios de manos de la esposa de uno de los amigos más próximos de Temer, el coronel Joao Baptista Lima, detenido hace semanas por las autoridades, pero ahora en libertad.

La policía sospecha que Lima habría actuado por años como intermediario de Temer para recibir sobornos y pagos ilícitos para campañas políticas, de parte de empresas brasileñas, como la cárnica JBS, cuyo dueño, Joesley Batista, grabó al presidente en una comprometedora conversación en la que supuestamente habla del pago de coimas.

En 2014, al menos dos millones de reales irregulares (unos 600 mil dólares) habrían sido pagados por JBS y la constructora Engevix al mandatario brasileño por medio de Lima, según la policía, que también investiga la compra de una casa de la suegra de Temer, Norma Tedeschi.

Con apenas un 6.0 por ciento de aprobación en las encuestas y con una economía que no logra repuntar, como prometió al llegar al poder en 2016, Temer ya fue dos veces denunciado por la Fiscalía por corrupción y asociación ilícita.

Sin embargo, Temer logró evitar la imputación porque el Congreso votó en contra, ya que en Brasil los presidentes sólo pueden ser imputados si lo autoriza el Legislativo. Al dejar el mandato, en diciembre próximo, el político podría ser imputado por esas causas.

Versiones de prensa que han circulado en Brasil advierten que se podría interponer una tercera denuncia contra Temer, quien canceló el pasado lunes una gira por Asia, donde visitaría Indonesia, Tailandia, Vietnam y Singapur del 7 al 14 de mayo.