• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Juan Pablo Castañón, presidente del CCE. Foto: Especial
Juan Pablo Castañón, presidente del CCE. Foto: Especial

El sector empresarial mexicano instó al gobierno a ser firme frente al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para garantizar certidumbre jurídica a las próximas inversiones.

“Los tiempos políticos no deben condicionar ni acelerar artificialmente la negociación; nuestra prioridad ha sido, y seguirá siendo, impulsar un proceso de modernización que beneficie el empleo y la competitividad de nuestro país”, enfatizó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) través de un comunicado.

Juan Pablo Castañón destacó que “hemos alcanzado avances importantes, pero hoy, más que nunca, se requieren posiciones firmes de México para que el TLCAN 2.0 garantice certidumbre jurídica a la inversión, acelere el desarrollo de nuestro país y genere más y mejores empleos”.

Parte de lo que demanda el CCE es un frente común y coordinado entre el actual gobierno con el equipo de transición y los empresarios para que se obtenga un acuerdo positivo.

La participación empresarial en la negociación se logró por la conformación del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales, en el cual Castañón expuso que son más de 100 representantes productivos mexicanos los que se encuentran en Washington D.C.

Pese a que las negociaciones han avanzado entre México y Estados Unidos en algunos temas, se cuenta con una semana para poder concluir el acuerdo, por lo que los empresarios solicitaron la reintegración de Canadá a la negociación para finalizar el pacto luego de un año.

“Para la iniciativa privada, México y Estados Unidos han avanzado mucho en las discusiones bilaterales, pero se requiere la incorporación de Canadá para concluir el proceso de modernización y lograr un consenso trilateral”, indicó el Consejo a través de su  comunicado.

Compartir