• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El nuevo Wrangler tiene una mejora en la calidad de la marcha. Foto: Autocosmo

El rey de los 4×4 se ha renovado por completo, y vaya reto que eso implicó para FCA. Y es que el Jeep Wrangler es un icono de la industria automotriz mundial, quizá al mismo nivel que el Porsche 911, la Serie F de Ford o el Golf de Volkswagen. Y sí, aunque le pese a Land Rover y Mercedes-Benz, sus Defender y Clase G, respectivamente, se quedan en príncipes.

Uno de los retos en el rediseño de un icono como lo es Jeep Wrangler, es el de modernizarlo, pero preservando su esencia. El nuevo Wrangler 2018 o JL mantiene a todas luces ese carácter único: los faros redondos y parrilla de siete ranuras están presentes, sin dejar de lado las formas cuadradas y agresivas.

  • El Dato: Jeep empleó el uso que los propietarios le dan a sus vehículos, algunos detalles hacen referencia a ello.

Sin embargo, tenía que ser más eficiente desde el punto de vista aerodinámico, por lo que la parte alta de la parrilla ahora incorpora una pequeña curvatura que obligó a las clásicas letras de JEEP, que siempre estuvieron ahí, a desaparecer. Además, el cofre cuenta con rasgos suavizados, al igual que las salpicaderas; el parabrisas es más inclinado. Todo lo anterior da como resultado un coeficiente de penetración 9% mejor que antes.

Sin duda, la parrilla de siete ranuras es uno de los elementos de diseño más representativos de Jeep, y en este nuevo Wrangler la encontramos también en la rejilla de los limpiadores, así como en el interior de la tapa de la cajuela.  A un costado hay una placa en donde se despliega el código de esta generación “JL”, así como las capacidades 4×4.

Las infaltables siluetas de su ancestro, el Willys Overland, se ubican en rines, parabrisas, pomo de la palanca de velocidades y tapetes, que también muestran la geografía del Desierto de Moab en Utah, con elementos como el pico y pala atrás e incluso una cabeza de fósil de dinosaurio en el lado del copiloto.

El interior fue completamente renovado, la calidad de materiales y ensamble son buenos. El tablero cuenta con plásticos suaves al tacto con costuras en color blanco y en general, todos los elementos, como perillas, insertos metálicos y tornillería expuesta y botonería trasmiten una sensación de calidad agradable y congruente con el diseño.

El volante multifunción está forrado en cuero y también cuenta con pespuntes en color blanco, al igual que las superficies del tablero.

Por lo que hace al equipamiento, destaca la pantalla central táctil de 8.4” con sistema Uconnect, que cuenta con compatibilidad con Apple Car Play y Android Auto; la interfaz es simple y fácil de utilizar con un marcado parecido al de un teléfono inteligente o tablet, empezando porque la barra de búsqueda está en primer plano.

Cuenta con sistema de navegación, así como un montón de funciones interesantes englobadas en una pestaña que se denomina Uapps; entre ellas, quizá la más atractiva es Off Road Pages, que permite visualizar en tiempo real datos importantes cuando se conduce fuera del camino, como inclinación lateral o longitudinal, temperatura, presión de los componentes mecánicos y funcionamiento del sistema de tracción.

Ofrece elementos de conveniencia como climatizador automático de dos zonas, cristales eléctricos, asientos forrados en cuero, puerto USB y USB C. No ofrece quemacocos, pero es completamente innecesario.

Compartir