• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Fotos: Cortesía Colectivo IXAYA
Fotos: Cortesía Colectivo IXAYA

Después del sismo del pasado 19 de septiembre, un grupo de fotógrafas decidió conjuntar su trabajo para solidarizarse con los damnificados del terremoto. Seleccionaron unas imágenes para donarlas; a partir de esa colaboración nació el colectivo IXAYA, integrado por Camila Rodríguez, Mariela Mezquita, María Ramírez Echavarría, Jimena Horta, Sofía López Bravo, Luz Ricaño y Paulette Cabrera.

“Horas después del sismo queríamos ayudar. Mi novio es ingeniero, yo veía que él estaba siendo útil y yo era sólo una artista, no sabía como apoyar. A los dos días nos llegó una convocatoria en la que donabas obra para que se vendiera”, contó Rodríguez, quien esa vez colaboró con tres fotografías que retrataban a México.

A un año de la tragedia que cimbró a México, el colectivo de mujeres sigue trabajando y hoy presenta su primera exposición Hypermnesia, en el club Squash 73, ubicado en la colonia San
Rafael, Ciudad de México.

Una exhibición que reúne 115 imágenes a través de las cuales las fotógrafas invitan al espectador a reflexionar sobre el tiempo, las vivencias que coexisten en la memoria y las tragedias personales.

“Hay un par de imágenes que abordan el sismo del 19 de septiembre, pero no es lo que predomina, aunque sí se habla de territorio, de tragedias personales y reacciones de autocrítica de distintas épocas”, explicó a La Razón Bayo Alvaro, quien junto con Diana Padilla, se encargaron de la curaduría de la exhibición.

Hay algunas que están haciendo un montaje mucho más inclusivo para mostrar su relación con objetos personales o importantes, la idea es que las fotos sean una antología personal frente a lo vivo, el territorio y la autocrítica”

Bayo Alvaro

Curador

Cada una de las fotógrafas hace dicha indagación con su propio estilo. María Ramírez, mediante trabajos experimentales y valiéndose de la tecnología; Sofía y Paulette a través de los paisajes; Camila a partir de imágenes personales; Jimena con fotografía documental; Luz y Mariela, retomando objetos cotidianos.

“Presento fotos en todos los formatos, distintos tamaños, en blanco y negro. Todo es parte de mi vida y mi mundo. Hay retratos familiares, con mis amigos, paisajes de México, pero también de África y Cuba”, explicó Camila Rodríguez.

Rodríguez utiliza la fotografía como una manera de revivir sensaciones a través de una relación de secuencias “descompuestas “y recompuestas” en espacios específicos.

En el caso de Jimena Horta, ella expone una secuencia de luz y sombra en la que se aprecian imágenes poéticas “que nos llevan a cuestionar la composición del mundo material, de nuestros espacios y de la psique”, detalló el colectivo IXAYA.

Gráfico: La Razón de México

En el caso de Sofía López Bravo, ella exhibe una composición de imágenes y esculturas. Mientras que Luz Ricaño trabaja con una serie de objetos personales, a través de los cuales plantea la reconfiguración de la memoria.

La exposición estará abierta hasta el próximo 26 de agosto. Parte de su interés de llevar estas fotos a espacios como éste es devolverle a la imagen impresa la importancia que en otros tiempos tuvo.

“Queremos explorar procesos artísticos, salirnos de la pantalla del teléfono y hacer posible un espacio físico que la gente quiera ver”, finalizó la fotógrafa.

  • El Dato: El nombre del colectivo es una palabra náhuatl que se refiere a la acción de “abrir los ojos”.
Compartir