La Familia hace de Michoacán zona de guerra

david.vela.razon@gmail.com

Más de 24 horas de violencia, que incluyó enfrentamientos entre las fuerzas federales e integrantes de La Familia Michoacana, así como narcobloqueos, se vivieron en 13 municipios de Michoacán, con saldo preliminar de tres civiles y dos agentes muertos, así como un número indeterminado de lesionados.

Autoridades federales informaron que todo inició a las 19:00 horas del miércoles, como parte de las acciones para detener a integrantes de la delincuencia organizada, aunque no detallaron nombres.

No obstante, agentes federales consultados, aseguraron que el objetivo es capturar a los líderes del citado grupo de narcotraficantes, entre ellos Servando Gómez Martínez, La Tuta. “La orden es detenerlos vivos o muertos”, dijeron.

Las SSP federal reportó que el primer enfrentamiento tuvo lugar en las inmediaciones del poblado El Alcalde, zona alta del municipio de Apatzingán, luego de que fueron alertados sobre la presencia de un grupo de personas armadas.

Elementos federales iniciaron un operativo de búsqueda y localización, pero en el trayecto fueron recibos a tiros con rifles de alto poder.

“Los integrantes de La Familia Michoacana dispararon con armas de fuego contra vehículos civiles que después usaron como barricadas”, precisó la SSP.

A las 20:00 horas un autobús fue incendiado cerca del poblado San Antonio la Labor, en la salida de Apatzingán a Cuatro Caminos.
El tiroteo se prolongó de manera intermitente hasta entrada la medianoche.

Aquí murió Guadalupe Jaimes Valladares, de 17 años, hija de un ex edil de Apatzingán, así como un bebé de ocho meses, quien iba con su papá en taxi y quedaron en medio del fuego cruzado.

Derivado de lo violento de los hechos y ante la posibilidad de que se recrudecieran, personal del Ejército Mexicano y la Marina-Armada de México arribaron al lugar para reforzar la seguridad.

Ayer resurgieron los brotes de violencia en Apatzingán y durante el día se extendieron a otros 12 municipios del estado: Morelia, Zitácuaro, Ciudad Hidalgo, Zinapécuaro, Taretan, Uruapan, Nueva Italia, Parácuaro, Pátzcuaro, Copandaro, Tzurumutaro y Ario de Rosales.

De acuerdo con reportes oficiales, en esas zonas se registraron balaceras esporádicas y narcobloqueos. En Morelia se utilizaron 28 autobuses, tráilers y vehículos, con las que se bloquearon las cinco salidas carreteras a Pátzcuaro, Uruapan, Quiroga, Salamanca y Mil Cumbres.

Las unidades —de las cuales 16 fueron incendiadas y 12 más baleadas—, fueron arrebatadas a sus propietarios por jóvenes vestidos de negro.

En la salida a Pátzcuaro, se registró a las 15:30 horas un ataque armado en contra de elementos de la Policía Federal con saldo de 3 agentes federales lesionados.

El vocero en materia de Seguridad del gobierno federal, Alejandro Poiré, dijo anoche que tiene información preliminar y por confirmar de que La Familia ha sufrido bajas significativas, entre ellas algunos de sus principales líderes criminales.