La importancia del turismo en el PIB

Broncos_y_bengali_es.jpg

Salustio García Juárez


Tradicionalmente el turismo ha sido una actividad importante para la economía nacional por la generación de empleos, la captación de divisas y su efecto multiplicador en la economía, sin embargo su aportación al PIB nacional oscila alrededor del 8.3 por ciento.

México es un país con enorme potencial para la atracción de turistas, tanto nacionales como provenientes del exterior, debido a su ubicación geográfica que le permite ofrecer destinos para todos los gustos, debido a sus extensas playas, innumerables ruinas arqueológicas, variados museos, ciudades coloniales, artesanías, sin dejar de lado los servicios de calidad para dejar satisfechos a los turistas más exigentes.

A partir de la segunda mitad del siglo pasado a la también conocida como industria sin chimeneas, se le ha considerado como una actividad que puede ser determinante para la economía en su conjunto. Por tal motivo, en 1958 se crea el Departamento de Turismo y será hasta 1974 que se le reconoce su cada vez mayor importancia al transformar dicho Departamento en la Secretaría del ramo encargada de la planeación y desarrollo de la actividad turística.

La planeación será el elemento fundamental para romper la inercia de los centros turísticos tradicionales, que fueron fruto del azar, ya que prácticamente surgieron solos, siendo Acapulco el ejemplo indiscutible.
Ahora el Estado, a través de la institución del ramo, establecerá las grandes líneas de acción para que este sector se desarrolle de la manera más ordenada posible, y se inicia directamente en Cancún con la construcción de los que se llamarán Centros turísticos integralmente planeados. Lo anterior además de las labores de promoción buscando el mayor movimiento de turistas en el país.

 Ante esta situación de apoyo irrestricto al sector, destaca de manera negativa la falta de estadísticas sobre la aportación del sector dentro del PIB. Las cifras con las que se elaboró la gráfica fueron obtenidas en los anexos estadísticos del Cuarto Informe de gobierno 2010, y como se observa cubren únicamente el periodo 2003-2007.

La participación del turismo dentro del PIB no es muy significativa, toda vez que se mueve alrededor del 8.3 por ciento, destacando dos elementos. El monto más elevado se logró en 2004 con el 8.4 por ciento y precisamente a partir de ese año la tendencia es descendente hasta llegar a 8.2 por ciento en 2006 y 2007, lo que significaría que en el mejor de los escenarios la participación en 2010 y la esperada para 2011, no debe ser mayor al promedio del periodo. Hecho que se ratifica además con la evolución de la tasa del turismo que en el periodo presenta un promedio anual de 3.6 por ciento, crecimiento menor al del PIB nacional, que fue de 3.9 por ciento.

Esto se refleja en los empleados ocupados que ascienden a 2.4 millones en promedio para el periodo pero con un 2.6 por ciento de crecimiento anual. Con todo el apoyo el turismo crece en menor proporción que la economía nacional y genera pocos empleos en una economía que los requiere.

sa.jpg

salustio.garcia@anahuac.mx