La Reforma Política del Distrito Federal

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El 18 de noviembre de 1824 se crea el Distrito Federal y ahí inicia una discusión casi bicentenaria sobre la naturaleza jurídica de la capital de la República. Los federalistas lo creaban y los centralistas lo suprimían, después se le permitió la elección de gobernador, senadores y presidentes municipales hasta suprimir ese derecho.

La mayor parte del siglo XX el Distrito Federal fue un Departamento, es decir un órgano administrativo del gobierno federal, menor a una secretaría de estado, sin derecho a elegir a sus representantes populares. Por eso se le conocía como regencia, porque era el espacio privilegiado de intervención ilegitima de una presidencia imperial.

Reformas constitucionales en los 80 y los 90 del siglo pasado restituyeron derechos a los habitantes de la ahora CDMX, pero la federación mantuvo significativas atribuciones sobre el gobierno de la misma.

Desde inicios de este siglo se pretendió avanzar en mayores derechos y facultades para habitantes y órganos de la ciudad, sin embargo en el 2002 el Senado detuvo la reforma. Y fue hasta este diciembre que se da un paso más en la definición de qué capital de la nación queremos para todos los mexicanos y en especial, para los que aquí vivimos.

Más de 50 cambios a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que amplían la competencia de funcionarios y entes públicos de la ciudad.

Los grandes beneficiados de la reforma son la Jefatura de Gobierno, la Asamblea Legislativa y el sistema de partidos, en especial el PRI, PRD y el PAN. A los primeros los beneficia porque amplía su competencia, y al sistema de partidos porque son los únicos que tendrán acceso al 60% de los constituyentes electos y al 40% designado.

Los grandes perdedores son 3, en primer lugar Morena, porque es marginado de la bolsa del 40% de constituyentes designados. Sólo tendrá lo que gane en las urnas. Sus adversarios electorales podrán crecer con los designados, encubiertos en las cuotas de las instituciones.

En segundo término, pierden los independientes, pues para todos ellos se constituirá una sola lista y dependerán de la temporalidad de su registro, el primero que cumpla es el primero que se registra en la lista y así sucesivamente. No importará ideología o plataforma, para la reforma todos son una misma categoría, los independientes.

Tercero, pierden las delegaciones ahora alcaldías porque otra vez es una decisión local el traje jurídico que se diseñará, sólo se ordena la existencia de concejales que si no se precisa su carácter más que vigilantes del presupuesto serán generadores de parálisis gubernamental y a los ojos de los ciudadanos más burocracia a cargo de sus bolsillos. El beneficio, los recursos federales que ahora sí podrán recibir.

Desde 1949 el PAN propuso cambiar el régimen jurídico del DF. Ahora se da un avance, faltan más reformas.

Twitter: @ObdulioA
Correo electrónico: oam974@gmail.com

Obdulio Ávila
Obdulio Ávila

Latest posts by Obdulio Ávila (see all)

Compartir