Ladrones iban por medio millón… se van con $3 mil

Se prepararon para el robo. Sabían a qué hora se hacía el corte de caja en aquel Wal-Mart y dónde guardaban el dinero. Se encaminaron en motos y llevaron pistolas… sin embargo, todo les falló cuando descubrieron que la caja blindada en la que se colocaba el efectivo tenía llave y no había forma de abrirla. Trataron de romperla de un balazo pero no lo lograron.

El plan de llevarse más de medio millón de pesos les falló a esos ladrones que buscaron asaltar la tienda de la delegación Álvaro Obregón. Lo único que pudieron llevarse fueron 2 mil 950 pesos que un cajero tenía a la mano.

Las cámaras de seguridad del lugar captaron a los delincuentes la noche del lunes entrando al lugar ubicado en calle González Herrejón, esquina con Periférico, en la colonia Lomas de Plateros.

Eran las 21:30 horas cuando llegaron. La Razón obtuvo algunas de estas imágenes en las que se ve a los ladrones. Uno de ellos lleva el rostro cubierto. La sudadera que usa le tapa la cara. Su gorra, también. Un cómplice va detrás de él. Lleva una pistola en la mano derecha. Cada uno lleva colgadas y cruzadas en el pecho una mochila.

Los ladrones entraron directo al área de la gerencia de la tienda. Sabían que ahí estaba ya la caja principal en la que se guardaba el dinero de las ventas. Para esa hora, en ese mueble había más de medio millón de pesos.

La gente que los vio entrar sólo se ocultó. Los siete elementos de seguridad de la empresa, Consultores Internacionales de Seguridad Privada, tampoco trataron de intervenir. Su jefe, Arturo Duarte, de 27 años, explicó que no lo hicieron, pues no cuentan con ningún tipo de armamento.

En menos de un minuto, los hampones ya estaban frente a la caja con el dinero. Amenazaron a la gerente de la tienda, Anet Aldana, para que la abriera, pero ella no tenía la llave en ese momento y no pudo hacerlo.

En su desesperación por abrirla, uno de los ladrones tomó su arma y le disparó a la cerradura. De nada sirvió, la caja no se abrió.

El tiempo avanzaba y los ladrones decidieron que era hora de escapar. El delincuente que tenía el arma se apresuró a buscar qué llevarse y entonces amagó a tres jóvenes cajeros. Les ordenó que entregaran el dinero que tenían.

Sólo uno de ellos lo hizo. Odilón López Adán, de 22 años, estaba en la caja 14 y tomó algo del efectivo que había ahí. Eran 2 mil 950 pesos.

El ladrón le arrebató los billetes y se fue. Ya no le exigió nada de dinero a los otros cajeros.

Los ladrones regresaron por donde llegaron. Subieron a un par de motonetas y se fueron por la calle González Herrejón. Las cámaras de la ciudad los captaron en su escape. Se les ve salir uno tras otro y escapar de ahí tras su plan fallido.

La Procuraduría General de Justicia de la ciudad informó que abrió ya una investigación por el caso. La Fiscalía desconcentrada en Álvaro Obregón inició la denuncia para tratar de ubicar a los responsables.

Los videos del lugar y de las cámaras en la calle, además de las balas halladas en el lugar, son analizados por los investigadores que trabajan en el caso.