¿Ley de seguridad o terror interior?

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

A lo largo de estas últimas semanas se ha visto una tendencia al alza en cifras rojas y sumamente preocupantes en materia de seguridad. Asimismo, nuestro México está atravesando por una fuerte discusión pública muy ligada a este tema, la Ley de Seguridad Interior; el objetivo de esta ley es el regresar a nuestras Fuerzas Armadas a los cuarteles dado que constitucionalmente no están preparados para ejercer labores policiacas, ¿pero será realmente ésta la solución para los ríos de sangre que actualmente tienen su cauce en nuestro país?

Las Fuerzas Armadas Mexicanas (FAM) llevan patrullando las calles poco más de un década; sin embargo, las cifras nos dicen algo curioso e inclusive contra intuitivo, a raíz de su salida de los cuarteles, las cifras de muertes e inseguridad han aumentado considerablemente, debemos entender algo, el Ejército, citando al Senador Gil Zuarth: ¨es la espada más filosa que posee nuestro México en materia de salvaguarda¨, por tanto es un poco irracional estarlo utilizando para labores que no son propias de esta heroica institución.

Es un hecho que en el corto plazo no es posible regresar el Ejército a los cuarteles, dado que a una década de su salida la mayor parte de las instituciones policiacas han flaqueado y se han vuelto ineficientes, esto gracias a que el Ejército ha estado haciendo la labor que a ellos realmente les compete. Tras haber detectado el problema, es más fácil encontrar la solución a éste, es vergonzoso que 8 de cada 10 mexicanos no confíen en sus policías, por lo cual, es momento de tomar cartas en el asunto y comenzar a reformar y perfeccionar nuestras instituciones policiacas.

Parece absurdo la manera como entre partidos políticos toman posturas con respecto a este tema, es el pan de cada día el ver cómo actualmente los partidos ya no ven, escuchan, ni analizan propuestas por el solo hecho de haber sido creadas por la oposición o partido políticamente contrario, la realidad es que los políticos de hoy deben dejar de lado colores, bandos e ideologías a efecto de legislar en pro de lo que realmente les compete, que es el bienestar y salvaguarda de sus representados.

Así mismo, antes de tomar cualquier decisión de lo que pasará con nuestras Fuerzas Armadas, es importante revisar el contexto en el que estamos inmersos, hoy en día, México está teniendo una gran disputa de su territorio entre cárteles de la droga, guerra que comenzó tras la captura Joaquín Guzmán, mejor conocido como “El Chapo” por lo cual es menester analizar si otras instituciones ajenas al Ejército son capaces de hacerles frente o algún tipo de contrapeso en el corto plazo a estos dementes que sólo generan caos, muertes, temor y malestar social generalizado, lo cual desde una perspectiva personal no creo que sea posible.

Compartir