Liberan a niños rehenes en Filipinas

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

AP

MANILA.- Presuntos bandidos que intentaban eludir a la policía cuando ejecutaba órdenes de detención secuestraron el jueves a decenas de lugareños en el sur del archipiélago y mantenían retenidos a 57 rehenes tras liberar a todos los niños que habían capturado, dijeron las autoridades.

Los secuestradores, antiguos miembros de una milicia gubernamental, capturaron unos 75 rehenes de la remota aldea de San Martín, en la provincia de Agusán del Sur, y ocuparon la escuela del pueblo, dijo el superintendente de la policía regional Néstor Fajura.

Las negociaciones con los funcionarios locales permitieron la liberación de los 17 estudiantes y una anciana, agregó. Los estudiantes tenían entre 7 y 16 años.

“Ya los tenemos”, contó Fajura a The Associated Press por teléfono. “No hay más niños” entre los rehenes.

Las negociaciones fueron suspendidas al anochecer y serán reanudadas el viernes por la mañana para lograr la liberación del resto de los rehenes, dijo la negociadora Josefina Bajade.

Agregó que los secuestradores “me prometieron que nadie sería lesionado”.

La policía perseguía a los pistoleros tras no prosperar el miércoles un intento de cumplir en una aldea cercana las órdenes de detención de dos hermanos presuntamente involucrados en el asesinato de los miembros de un clan rival. Cuando la fuerza pública se aproximó a la aldea, los pistoleros dispararon, dijo Fajura.

Bajade contó que las autoridades locales han intentado solucionar el feudo entre los clanes Pérez y Tubay, que comenzó cuando varios miembros de los Tubay presuntamente mataron a cuatro miembros de la familia Pérez el año pasado. Los hermanos Pérez al parecer se vengaron matando a seis miembros del clan Tubay, agregó la mujer.

El grupo Pérez al parecer usa los rehenes como escudos humanos, dijo el vicegobernador provincial Santiago Cane.

El sur de las Filipinas padece el terror del bandolerismo, milicias gubernamentales escasamente supervisadas e insurgentes musulmanes y comunistas.

nrg

Compartir