• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Autocosmo

Como antecedente recordarás que cuando enfrentamos al Honda Civic Type R con el SEAT León CUPRA, obtuvimos un resultado parejo, prácticamente un empate. Sin embargo, ahora no sólo se adicionan el Ford Focus RS y el Volkswagen Golf R.

Desde los primeros instantes y aún en la pista, el Focus RS muestra su carácter, la suspensión es durísima, deja saber todo lo que sucede en las ruedas. En modo pista y pese a ser tracción integral, se percibe algo nervioso e incluso el eje trasero se descoloca con relativa facilidad. La dirección es rápida y muy precisa, ambas virtudes muy apreciadas en un auto deportivo.

Por su parte, la manera en que acelera el CUPRA es brutal, sobre todo entre las 2 mil y 4,500 rpm, en ese rango es increíblemente explosivo y te pega al respaldo con mucha fuerza. Es un auto ágil y bien plantado.

  • El Dato: Todos recurren a motores de 2.0 L y cuatro cilindros con inyección directa y turbo.

Un par de curvas son suficientes para descubrir que el ejemplar de Volkswagen es más refinado que sus rivales, es silencioso, cómodo y aun así increíblemente rápido. La presencia del 4Motion sin embargo pareciera mitigar la capacidad de aceleración del motor, aunque a cambio nos entrega una sensación de seguridad al curvear inigualable.

Luego de la primera vuelta, queda claro que el Civic Type R nació para la pista, y es ahí en donde nos enseña su mejor cara. Transmite tanta confianza en la zona de curvas, que te hace olvidar que es de tracción delantera.

Compartir