• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Desde junio de 2016 el extranjero inició la carrera delictiva. Foto: Especial

Cuando llegó a México en el 2010 el colombiano Harold Medina entró a Cancún como cualquier turista: aseguró que venía a vacacionar y viajó hasta la Ciudad de México. Sin embargo, la realidad es que aquí sólo se ha dedicado a organizar bandas para delinquir… la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP) lo ha detenido al menos seis veces y siempre ha quedado libre. 

Lo han atrapando robando casas, vendiendo droga, asaltando transeúntes… pero aprovechando que éstos no son considerados delitos que merezcan la prisión oficiosa por el Nuevo Sistema de Justicia Penal, tras cada captura vuelve a las calles.

La más reciente fue apenas la semana pasada. Lo atraparon con dos de sus connacionales asaltando a una persona en la delegación Cuauhtémoc. La Razón obtuvo cada una de las fotografías que le han tomado las autoridades al detenerlo. Su nombre real es Harold Medina, pero se hace llamar Miguel Ángel Sánchez, Jorge Carmona y Juan Carlos Medina.

La primera vez que lo atraparon en la ciudad fue el 2 de junio de 2016. Según los reportes de las autoridades, los agentes lo encontraron robando una casa en la colonia Nápoles, de la delegación Benito Juárez, revela el expediente FBJU/BJU-1/T1/2049/16-06 de la Procuraduría General de Justicia (PGJCDMX).

Sólo cuatro meses después, en octubre, lo arrestaron cometiendo el mismo delito en esa misma demarcación. Estaba ahora en la colonia Mixcoac, llevándose electrodomésticos, según el expediente CI-FBJU/BJU-2/UI/1CD/5111/16-10.

Para marzo del año siguiente ya estaba en libertad; la policía lo atrapó ahora asaltando a un transeúnte en la delegación Álvaro Obregón. Tres meses después, en junio de 2017 saqueaba de nuevo casas y también vendía mariguana. La policía lo detuvo en la delegación Cuauhtémoc.

Y al mes siguiente, en julio, estaba asaltando en la zona de Polanco. Junto con un cómplice amenazó con navaja a una mujer y le robó su bolso. Durante ocho meses la policía no supo más de él hasta que la semana pasada, lo hallaron de nuevo. Estaba al frente de una banda de tres colombianos asaltando a una persona en la delegación Cuauhtémoc.

Según su ficha delictiva, Harold Medina sólo ha llegado una vez a la cárcel. Fue en el 2016, cuando lo encarcelaron en el Reclusorio Oriente por robo agravado.  Pero al poco tiempo dejó la prisión.

Las autoridades saben que llegó a México a las 13:20 horas del 28 de octubre de 2010. Aterrizó en el país en el vuelo 324 de Copa Airlines, de Bogotá a Cancún.

Desde entonces no se tiene registro de que haya salidas de México. Durante los últimos ocho años ha estado en nuestro país. Los únicos registros que hay sobre este hombre son de sus capturas y sus libertades. La Procuraduría espera mantenerlo ahora sí en la cárcel.

Compartir