• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
La camioneta de las víctimas fue quemada en Puebla. Foto: Especial
La camioneta de las víctimas fue quemada en Puebla. Foto: Especial

Los dos hombres que fueron quemados vivos en el municipio de Acatlán de Osorio, Puebla, no eran robachicos sino campesinos, afirmó la Fiscalía General del Estado (FGE), un día después del hecho, fecha en que se registró un nuevo linchamiento, ahora en El Taphé, Hidalgo, al identificar a una pareja de presuntos roba chicos.

“De manera preliminar se descarta que los occisos hubieran participado en algún delito, presuntamente se dedicaban a labores del campo. Ante los reprobables hechos ocurridos en Acatlán, se inició una carpeta de investigación por homicidio calificado”, indicó la dependencia.

A su vez, familiares de las víctimas exigieron justicia y explicaron que eran campesinos de Tianguistengo y que fueron a hacer un mandado a la comunidad de San Vicente Boquerón.

Uno de ellos, Ricardo “N”, dejó a tres niños en la orfandad, entre ellos una recién nacida. Ayer, los dos jóvenes fueron llevados por la policía municipal a la cárcel de Acatlán, pero pobladores los sacaron de ahí tras el rumor de que iban a ser liberados por falta de pruebas.

Durante el linchamiento, la madre de Ricardo “N”, identificada como Charo, escribió desesperadamente a los pobladores que no se trataba de secuestradores.

“No sean ingratos. Es mi hijo, no le hagan daño por favor, no es ningún secuestrador, es de Tianguistengo junto con su tío. Ingratos. ¿Por qué quemaron su camioneta si ellos no son secuestradores? Soy madre, siéntanse el corazón por favor,”, señaló la señora vía redes sociales.

Unas 200 personas los sometieron a golpes, los amarraron, rociaron de gasolina y les prendieron fuego hasta la muerte, al dar por hecho que eran parte de una banda de secuestradores.

Sobre el caso de Hidalgo, se informó que gente de la región, al recibir una serie de mensajes, que señalaban a una banda de robar niños, reaccionó al ver a los delincuentes que minutos antes habían robado una camioneta, interceptaron a uno y le propinaron una golpiza, antes de ser presentado al Ministerio Público.

  • El Dato: Autoridades investigan presuntas omisiones, debido a que las autoridades locales no dieron aviso para solicitar apoyo ante lo que planeaban los pobladores.
Compartir