• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Familiares de presos políticos, el pasado lunes, afuera de El Helicoide. Foto: Especial

Un grupo de diputados opositores acudió ayer a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), policía política del régimen de Nicolás Maduro, para exigir al gobierno que atienda la crisis carcelaria.

“Debo recordarle al gobierno que las personas que están allá adentro son humanas, no son animales; son 55 días en los que nadie los ha visto, 55 días sin alimento, sin visita de abogados”, manifestó a los periodistas la diputada Adriana Pichardo.

La legisladora declaró desde las cercanías de la sede policial, donde inició más temprano una protesta por parte de varios prisioneros que, según han informado a través de videos que circulan en las redes sociales, exigen se les garantice el debido proceso en cada uno de los casos.

“Cada día es más la oscuridad a la que los someten, no los dejan salir a la luz, es por eso que el día de hoy, ya obstinados porque son humanos, han decidido hacer esta toma pacífica por sus derechos, por su dignidad; no los trasladan, ahí hay personas con más de dos años con boleta de excarcelación y son incapaces de llevarlos a un tribunal”, prosiguió Pichardo.

  • El Dato: El Servicio Bolivariano de Inteligencia no puede seguir violando los derechos humanos, a dos meses de la última protesta en El Helicoide.

El policía Fred Mavares, quien permanece detenido desde hace dos años, pese a contar con boleta de excarcelación, según sus abogados, denunció en uno de los audiovisuales publicados ayer que la protesta es para denunciar tantas aberraciones y violaciones de DH.

Aseguró que no cederán en sus peticiones ni habrá negociación hasta que el fiscal chavista, Tarek William Saab, se pronuncie en torno a sus requerimientos.

Los diputados Gilber Caro y Renzo Prieto, exprisioneros del Sebin, también se acercaron a las afueras para respaldar la protesta de los reclusos.