• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Pareja en un sofá Autor: Fernando Botero Stand: Galería Art of the World Arte moderno

Algunas veces espectacular, otras polémica, así ha sido la historia de ZsONAMACO, la feria de arte más importante de América Latina, que ayer cerró sus puertas con un récord de asistencia al reunir a lo largo de siete días a más de 62 mil personas.

La edición de 2017 congregó a 60 mil espectadores y este año, según cifras preeliminares de los organizadores, capturó a cinco mil más lo que significa que la feria crece y “está en su mejor momento”.

Arte moderno, diseño, propuestas contemporáneas así como emergentes fueron algunos de los hitos que marcaron la decimoquinta edición de una de las plataformas de difusión y comercialización más significativas en la escena del arte internacional.

En la última jornada, y como parte de las actividades especiales se entregaron los Premios 1800. Un jurado encabezado por  la curadora Taiyana Pimentel eligió un lote de obras, cuyo valor se estimó en 81 mil dólares, para formar parte de la colección Tequila 1800. Las obras seleccionadas son creaciones de Minerva Cuevas; Mathias Goeritz; Julio le Parc y  Noé Martínez. 

Para los galeristas, la existencia de ferias como ZsONAMACO es una especie de barómetro que registra las tendencias en el mercado del arte, pero para los artistas significa no sólo una oportunidad de vender su trabajo, sino de asegurarse un lugar en el preciado Olimpo de los creadores.

Este año la feria, fundada por Zélika García, en 2002, bajo el nombre de Muestra, contó con una dirección artística que se enfocó en impulsar las nuevas propuestas.

Tania Ragasol aseguró que su dirección estaría marcada por “una forma diferente de hacer las cosas” y como prueba de ello en los pasillos de la feria se pudo apreciar la incorporación de artistas y propuestas curatoriales en las que los temas políticos, sociales y ecológicos se hicieron presentes.

Sample, curada por Humberto Moro, fue uno de los espacios que formó parte del área de Nuevas propuestas y que, según el departamento de prensa de Maco,  fue una de las más exitosas. En ella se encontraba la instalación colectiva El aparato ficcional, en la que 26 creadores criticaron la “veracidad” de la realidad y el significado de la posverdad.   

Pero en la feria no todo fue emergente  obras de Anish Kapoor, Fernando Botero, Daniel Buren, Brian Nissen, Jorge Marín o Philippe Parreno eran de las más visitadas y contempladas. Incluso, un aire de frescura, se dejó sentir con las colaboraciones especiales que marcas como Swatch, Tommy Hilfiger o Mercedez Benz  realizaron para esta edición.

La edición de ZsONAMACO 2018, en la que participaron más de 170 galerías de 27 países de América, Asia y Europa llegó a su fin pero su programa de actividades aún no, ya que proximamente se realizará la edición de foto y salón del anticuario.

Compartir