• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Maduro inaugura el foro del PSUV, el sábado, en Caracas.

En un nuevo intento por controlar a quienes disienten del gobierno de Venezuela, Nicolás Maduro propuso racionar la venta de gasolina: tendrán acceso al combustible sólo quienes tengan Carnet de la Patria, instrumento político a través del cual el régimen bloquea o da acceso a programas sociales.

“La gasolina, decir que se regala es poco, pagamos por echarla (…), tenemos que ir a un uso racional (…)”, afirmó la noche del sábado el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante el foro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Para ello, el mandatario de la nación sudaremicana anunció que entre el 3 y el 5 de agosto se realizará un censo —a través del carnet de la Patria— a “todo el que tenga un vehículo”.

El dato:

  • La ONG Transparencia Venezuela señala que con el Carnet de la Patria, el Estado pasó de racionar la comida, ha penetrar en distintos ámbitos de la cotidianidad.

“Tenemos que ir a un uso racional, justo, siempre justo (de la gasolina), y esto va necesariamente a impactar cambios en todo el transporte automotor y el carnet de la patria es la respuesta; el censo es la respuesta”, detalló.

Anteriormente, el régimen ha usado el documento expedido por el gubernamental PSUV para entregar a sus seguidores, alimentos, medicinas, bonos y hasta viviendas, y privar a los venezolanos que no tienen esta identificación partidista de estos beneficios sociales.

El diputado de la Asamblea Nacional, José Prat, convocó a los ciudadanos a protestar contra del anuncio presidencial, denunció el portal de noticias venezolano Efecto.Cocuyo. “Resistirse activamente, ante la pretensión de establecer la tarjeta de racionamiento para la gasolina como herramienta de control social, es una buena oportunidad que tenemos como pueblo para demostrar que estamos dispuestos a luchar y a no claudicar ante la dictadura hambreadora”, afirmó el legislador opositor.

El parlamentario Daniel Antequera calificó de “chantaje” el control del suministro de combustible a través del Carnet de la Patria: “Lo del Carnet de la Patria para echar gasolina es un chantaje del régimen, no se puede aceptar tan vil práctica que busca quebrar la dignidad del venezolano”.

Élite política exige un cambio de gobierno

El gobierno de Nicolás Maduro suma más voces críticas de antiguos aliados. El fin de semana fueron los exministros de Turismo, Andrés Izarra, y de Planificación, Jorge Giordani, quienes se pronunciaron no sólo para reiterar que la gestión del sucesor de Hugo Chávez en la Presidencia de Venezuela se ha alejado de las ideas del creador de la “Revolución bolivariana”, sino que, incluso, llegaron a pedir “cambio de gobierno“.

Esta última expresión se vio en un mensaje publicado por Izarra en su cuenta de Twitter, el pasado sábado 28 de julio, cuando los seguidores del oficialismo conmemoraban el natalicio de Chávez, en 1954.

Izarra agregó a su tuit un enlace al artículo titulado La maldición e inmolación de Chávez, firmado por Giordani y publicado por el portal Aporrea.

Allí, el otrora integrante de los gabinetes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro expresó que designar al excanciller como el candidato por el cual debían votar sus simpatizantes, “si llegaba a faltar” como presidente, fue “un error grave” y cuyas consecuencias se viven en la actualidad.