• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Maduro saluda a su llegada al desfile militar el 13 de abril, en Caracas. Foto: AP

Hace apenas dos semanas el régimen de Nicolás Maduro congeló sus relaciones con 46 empresas panameñas, la mayor parte de ellas dedicada al ramo turístico, como Copa Aerlines, Supercentro Casanova, Casablanca, Vida Panamá, Pan Colombia Travel y Novatex.

Sin embargo, a un mes de las elecciones presidenciales —desconocidas por la mayor parte de los países democráticos del continente por carecer de garantías—, el mandatario agachó la cabeza y pidió a Juan Carlos Valera hacer las paces.

“Yo tengo soluciones para restablecer todo, regularizarlo, pasar la página. Presidente de Panamá, tome cartas en el asunto, estoy listo, si es necesario que nos reunamos los dos, vamos a reunirnos porque hablando se entiende la gente”, solicitó Maduro, la noche del miércoles en una transmisión por Facebook.

Indicó que delegaciones de ambos países sostuvieron una “reunión secreta en una isla del caribe” y que “no lograron la solución” porque, según manifestó, “la persona que encabezaba” la comisión de Panamá “llegó a insultar” a la venezolana. “Llegó a mancillarla y no quiso solucionar“, afirmó.

El jefe de Estado venezolano fue insistente en que quiere lograr una solución sobre la situación con Panamá y le envió un saludo a Varela. “Usted fue mi amigo, vamos a resolver entre usted y yo”, agregó.

Como respuesta a esta medida, Panamá decidió retirar a su embajador en Venezuela, Miguel Mejía, y pidió a Caracas hacer lo mismo con su representante diplomático en el país, Jorge Durán, quien fue llamado a consultas por el gobierno de Maduro.

Gráfico: La Razón de México

Como parte de estas tensiones, la administración de Varela informó el 10 abril que suspendía las operaciones en el país de las aerolíneas venezolanas a partir del próximo 25 de abril y por 90 días prorrogables.

Antes, la Comisión Nacional contra el Blanqueo de Capitales, un ente adscrito al Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá (MEF), publicó una lista de 55 ciudadanos venezolanos políticamente expuestos que pueden suponer un “alto riesgo en materia de blanqueo de capitales, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva“.

El jefe de Estado venezolano también se refirió en esta alocución al nuevo capítulo de las relaciones diplomáticas entre Venezuela y España. “Hemos anunciado (la decisión de) restablecer las relaciones, normalizarlas, sobre la base del respeto, del diálogo, de la comunicación, de la vía diplomática”, afirmó Maduro.

También indicó que el embajador español Jesús Silva Fernández es “bienvenido con las dos manos”. “Lo recibimos con afecto“, dijo el mandatario, quien una semana antes se había mostrado de acuerdo con la vuelta de los embajadores. “Ojalá las relaciones mejoren, así debe ser”, agregó al tiempo que anunció que su embajador Mario Isea viajará a Madrid.

Presidente de Panamá, tome cartas en el asunto, estoy listo, si es necesario que nos reunamos los dos, vamos a reunirnos porque hablando se entiende la gente”

Nicolás Maduro

Presidente de Venezuela

Aseguró que siente especial afecto y admiración por la nación europea y el pueblo español, por lo que hizo votos porque en esta ocasión puedan profundizar los lazos de cooperación, no sólo con España, sino también con la UE.

Varios países latinoamericanos y europeos, así como Estados Unidos, ya advirtieron que, de no darse las garantías necesarias, desconocerán el resultado de las presidenciales, convocadas de forma anticipada al fracasar las negociaciones entre el gobierno de Maduro y la oposición.

El bloque europeo reiteró en la declaración que “seguirá de cerca el proceso electoral” y que “está dispuesto a reaccionar con las medidas apropiadas ante cualquier decisión o acción que pueda seguir socavando la democracia, el Estado de derecho y la situación de los DH en el país”.

UE alerta sobre aumento de polarización

La UE consideró ayer que las decisiones del poder electoral en Venezuela sobre los próximos comicios del 20 de mayo sólo aumentan la “polarización” y reiteró su disposición a adoptar las “medidas apropiadas” ante cualquier decisión que “siga socavando la democracia”.

“Lamentamos profundamente que se hayan convocado elecciones sin un amplio acuerdo sobre el calendario ni sobre las condiciones para un proceso electoral creíble e inclusivo”, dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

La UE lamenta la existencia de “presos políticos” y “obstáculos para limitar la participación de partidos políticos y candidatos”, como la “reciente decisión” del Consejo Nacional Electoral de “limitar” la participación en las elecciones de consejos legislativos locales a quienes participen en las presidenciales previstas ese mismo día, agregó.

“Esto sólo exacerbará la polarización y creará más obstáculos para una solución política pacífica”, apuntó Mo-gherini, cuando los principales partidos de oposición, decidieron no presentar candidatos a las presidenciales.

Con información de Ibis León

Compartir