Marihuana, hongos
y LSD en la farmacia

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

En México sólo hay cuatro personas que pueden cultivar y consumir marihuana con fines lúdicos gracias a un fallo a su favor que les otorgó la Suprema Corte. El resto de la población puede llevar consigo cinco gramos sin que se le considere un delito (en Colombia son veinte, en Uruguay, cuarenta, y en California, veintiocho). En cambio, Graciela, una niña que sufre un tipo de epilepsia de difícil tratamiento, tuvo que esperar mucho tiempo para que le permitieran importar cannabidiol, un compuesto de uso medicinal derivado de la marihuana que le ayuda a llevar una vida con menos sufrimiento. También es útil para dar alivio a la esclerosis múltiple, las náuseas, la ansiedad, la disminución del apetito en quienes están en tratamiento contra el cáncer, el glaucoma y el insomnio.

Hasta hace poco, gracias a que la Organización de las Naciones Unidas instaló un foro para discutir el tema de las drogas en el mundo, el presidente de
México abrió la posibilidad del uso de la cannabis con fines médicos, así como del aumento de las dosis (28 gramos) que pueden llevar consigo los consumidores para no criminalizarlos. Buenas noticias, sin duda, pero insuficientes para combatir uno de los grandes males que nos dañan a nosotros y a muchos más países: el narcotráfico. Si es permitido transportar cierta dosis de marihuana con fines recreativos, faltaría regular su comercialización, ya que la compra-venta seguirá siendo ilegal. Al final de la octava temporada de la serie Weeds vemos que ya se puede encontrar empaquetada en cualquier tienda de conveniencia. Muy lejos estamos de eso. En Colorado puede consumirse por puro gusto, como sucede desde hace décadas en Amsterdam. Y aunque la cannabis es la droga más popular en el mundo, el aumento en el consumo de otras, como la cocaína y la heroína, hace ver que el negocio del narco no está en declive.

Volviendo a su uso medicinal, California fue el primer estado en aprobarlo, siempre y cuando fuera recetado por un doctor. Hay ya más países que lo permiten en el mundo. Quizás este uso que se le da a la marihuana permita la experimentación con otras drogas cuya utilización terapéutica puede brindar alivio a ciertos padecimientos. En el capítulo veintitrés de la tercera temporada de Doctor House llega al hospital un joven que padece migraña en racimos. Sin dudarlo, el neurólogo receta que le den un hongo alucinógeno. La reacción de su equipo y la directora no sólo es de extrañeza sino de franco rechazo. Al final, House los convence de las bondades de la psilocibina (principal sustancia activa de los hongos psilocybe) para el tratamiento de este tipo de cefaleas tan agresivas. El muchacho se lo come, disfruta su alucine, desaparece el dolor y, como sucede en casi todos los capítulos de esta serie, no termina su tormento porque hay otros padecimientos ocultos por los que debe ser tratado. Al meterme a internet para saber si se trataba de una broma, con el interés de quien padeció esta enfermedad por veintisiete años, encontré que no sólo era cierto sino que, además de los hongos, el LSD puede producir alivio e incluso sanación a quienes padecen migraña en racimos (también conocida como síndrome de Horton, migraña del suicidio o cluster). Científicos de la Universidad de Harvard y del Hospital McLean de Boston encontraron que el ácido lisérgico puede cortar un ciclo de estas cefaleas, a pesar de la prohibición que hay en los Estados Unidos de llevar a cabo investigaciones con drogas. Luego descubrieron una solución menos psicodélica, llamada Bol-148, derivada del LSD pero sin efectos psicotrópicos. Es un descubrimiento que debería de dar esperanzas a los hortonianos, pero que se topa con que, para que esté disponible en farmacias, requiere de un protocolo muy largo y complicado. Quien haya leído esta nota negra debe saber que este remedio sólo se aplica para este tipo específico de migraña. Y dado el caso, la dosis la desconozco. (Este último párrafo es un resumen de un capítulo de mi libro Migraña en racimos, recientemente reeditado por Almadía.)

Latest posts by Francisco Hinojosa (see all)