• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Fotoarte: Luis de la Fuente, La Razón

El futbol y la vida son de ciclos. Nada es para siempre. Con el fin de la participación de la selección de México en Rusia 2018, también acaba la etapa como seleccionados de tres jugadores importantes: Rafael Márquez, Oribe Peralta y Andrés Guardado.

El Káiser de Michoacán se despide del Tri y de las canchas con el honor de haberse convertido en el tercer futbolista en jugar cinco Mundiales, alcanzando así lo que antes lograron Antonio La Tota Carbajal y el alemán Lothar Matthäus. Lo más importante que ganó el exdefensa del Barcelona en su paso por el tricolor fue la Copa Confederaciones de 1999, en el Estadio Azteca, ante Brasil, además del subcampeonato en la Copa América Colombia 2001.

En sus participaciones mundialistas, Márquez Álvarez marcó tres goles. El primero de ellos ante Argentina, en Alemania 2006. El segundo ante Sudáfrica, en la inauguración del Mundial de 2010 y el último de ellos frente a Croacia, en Brasil 2014. Sin embargo, el originario de Zamora se va con el triste sabor de nunca haber alcanzado con el equipo verde los cuartos de final de la máxima justa futbolística.

“Agradezco a toda la afición que siempre me apoyó, a los jugadores, entrenadores, doctores, utileros y directivos que me dieron siempre su confianza para defender nuestros colores”

Oribe Peralta

Jugador de la selección mexicana

Por su parte, Peralta Morones, quien solamente jugó un minuto en la Copa del Mundo, tuvo su momento cumbre como seleccionado en 2012 con la Sub-23 en los Juegos Olímpicos de Londres, cuando se adjudicó la medalla de oro tras vencer en la final a Brasil, con dos goles suyos. Hace cuatro años, el delantero del América vivió su primera experiencia mundialista en Brasil, donde marcó la anotación con la que México venció 1-0 a Camerún en la primera fase de la competencia.

A diferencia de Márquez y Peralta, Andrés Guardado no ha hecho oficial su retiro de la selección nacional. Sin embargo, El Principito ha mencionado que no se ve disputando un quinto Mundial, lo que en automático lo descartaría como parte del equipo que asistirá a Catar 2022.

El jugador del Betis ha jugado cuatro Copas del Mundo, la primera de ellas en Alemania 2006, con 19 años. No obstante, sus máximos logros con el Tri fueron los títulos de la Copa Oro 2011 y Copa Concacaf 2015 (ambas a costa de Estados Unidos), además del tercer lugar en la Copa América de 2007, celebrada en Venezuela.

Vientos de cambio son los que vienen en la selección azteca, que, de cara a Qatar 2022, deberá trabajar arduamente con los nuevos prospectos que prometen brindarle ese salto de calidad que se le ha negado en la escena internacional.

“Siempre recordaré con enorme cariño cada uno de los partidos disputados. Tuvimos tristezas, pero sobre todo alegrías que quedarán para siempre en mi corazón”

Oribe Peralta

Jugador de la selección mexicana

En cuanto a los porteros que asistieron a Rusia 2018, Alfredo Talavera y Jesús Corona tendrán 40 y 42 años, respectivamente, mientras que Guillermo Ochoa habrá cumplido los 37, por lo que se ve muy complicado que alguno de los dos primeros defienda el arco del equipo verde en Catar.

Quienes se perfilan para ser los próximos guardametas del Tri son Gibrán Lajud, el arquero de los Xolos de Tijuana, quien llegaría a tierras orientales con 28 años. También podríamos ver a Hugo González, portero del Necaxa a partir del próximo certamen, quien arribaría con 32 años. Pero el que tiene ventaja, por su edad, es Raúl Gudiño, quien dentro de cuatro años y medio (la Copa del Mundo de 2022 se llevará a cabo del 21 de noviembre al 18 de diciembre) tendrá 26.

Otros futbolistas que se perfilan para tener su primera aventura mundialista a finales de 2022 son los defensas César Montes (Monterrey) y Carlos Vargas (América); los mediocampistas Diego Lainez (América), Rodolfo Pizarro (Monterrey) y Uriel Antuna (Groningen), además de los atacantes Eduardo Aguirre (Tampico Madero), José Godínez y José Juan Macías  (Chivas). Todos tendrán entre 22 y 23 años de edad.

Nos falta romper el techo psicológico

Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Futbol hasta el lunes pasado, aseveró ayer que a la selección mexicana le falta vencer la parte psicológica para trascender en una Copa del Mundo.

“No hay nada qué reclamarle a nadie, estoy orgulloso. El futbol es así, se le jugó al tú por tú a todos, el futbol mexicano ha evolucionado. Nos falta romper ese techo psicológico, espero se logre en el próximo Mundial”, comentó el directivo en su regreso a la CDMX.

“Como todos saben, con este certamen yo me despido, doy un paso a un costado. Del futuro de la selección nacional y de Juan Carlos, no soy la persona adecuada para responder. Los tres años que estuvo, los resultados están ahí en cuanto a partidos jugados y a los ganados. Es un historial de tres años de trabajo muy buenos”, indicó sobre la gestión de Juan Carlos Osorio al frente del Tri, sin dar detalles acerca del futuro del colombiano.

Por último, afirmó que después de 15 años se siente “agradecido”.

am