• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Arthur Perrault, en una imagen de 1989, cuando era capellán en EU. Foto: AP
Arthur Perrault, en una imagen de 1989, cuando era capellán en EU. Foto: AP

Con 80 años, el sacerdote católico Arthur Perrault fue extraditado desde Marruecos a Estados Unidos para responder a una acusación por la supuesta violación sexual a un menor de 12 años, en 1992, cuando ejercía como capellán en Kirkland, Nuevo México.

Perrault renunció a sus funciones religiosas y huyó después de que fuera denunciado. Tras 26 años prófugo, compareció ante la juez Karen Molzen en Albuquerque y se declaró no culpable.

A la sala acudieron 12 de sus supuestas víctimas, acompañadas de familiares.

De acuerdo con el diario Alburquerque Journal, en las dos últimas décadas Perrault ejerció como profesor de inglés en la American Language School de Tánger.

El medio señala que hay una demanda en Nuevo México contra Perrault que se sostiene que abusó de 38 menores a lo largo de 30 años, desde la década de 1960. Finalmente, el cura abandonó Nuevo México un mes antes de que la policía recibiera una denuncia contra él en octubre de 1992 por agresión sexual a un menor.

Las autoridades marroquíes detuvieron a Perrault el 12 de octubre de 2017. La extradición demoró casi un año.

El sacerdote aterrizó el pasado viernes en el aeropuerto de Alburquerque, custodiado por agentes del FBI.

El antiguo cura dijo que había sufrido un infarto tres años atrás, que estaba sordo y que tenía problemas para caminar y recordar.

El fiscal federal en Nuevo México, John Anderson, señaló que “aunque la acusación imputa actos que fueron cometidos hace muchos años, se buscará justicia para las víctimas”.

Compartir