• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

Desde su butaca en el Auditorio Roberto Cantoral (de bote en bote), el alacrán observó a los asesores culturales de los candidatos a la Grande dialogar durante tres horas. Más allá del diagnóstico de instituciones y políticas, cada uno planteó sus propuestas, muchas coincidentes, como la necesidad de más dinero para la Secretaría de Cultura: tanto como el uno por ciento del presupuesto federal (tres veces su presupuesto actual) más una casa propia para sus oficinas, digamos un edificio histórico y emblemático.

Este Diálogo por la Reforma Cultural fue promovido por el Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura (Grecu) de la UAM, y por Editarte Publicaciones, en cuyo libro ¡Es la reforma cultural, Presidente! se basó la conversación, de la cual el arácnido extrae estas instantáneas.

Por Morena asistió la promotora cultural Alejandra Frausto, quien trabajó en Guerrero, Baja California y la Secretaría de Cultura de la capital. Al rastrero le atrajo su plan para desarrollar una cultura de paz “a ras de tierra”, con acciones culturales en las comunidades más violentadas del país. Fue la única en mencionar, de pasada, la transparencia y la rendición de cuentas.

Por el Frente (PAN-PRD) asistió su asesor Raúl Padilla (quien bajó del olimpo universitario donde habita, le aseguraron al venenoso) para proponer una Secretaría de las Culturas, en reconocimiento a la diversidad del país. Se quejó además de Hacienda, pues le parece absurdo que esa Secretaría deba autorizar recursos para actividades cultura-
les como la Feria Internacional del Libro y el Festival de Cine, ambos de Guadalajara (y ambos fundados y presididos por él).

Alejandra Frausto Fue la única en mencionar, de pasada, la transparencia y la rendición de cuentas.

Por el PRI se anunció a Javier Lozano, pero acaso previendo la rechifla en el tendido de sombra, fue sustituido por Beatriz Paredes, política de larga carrera y quien regresó desde Brasil, donde fue embajadora los últimos años, para asistir en la campaña priista y recibir una senaduría. La ex gober de Tlaxcala destacó la virtud de la cultura política, capaz de reunir a estos representantes partidarios en un diálogo amable y civilizado.

Del grupo de Margarita Zavala asistió Consuelo Sáizar, quien hizo una pausa en sus estudios de doctorado en el Reino Unido (informó al respetable), para unirse a la campaña. La ex presidenta de Conaculta apuntó las bondades
del sistema cultural inglés por sobre las del francés y el estadunidense, prometió un salario digno más seguridad social para los trabajadores culturales, creadores y artistas, e insistió en la nueva casa para la Secretaría de
las Culturas.

El escorpión hizo la ola desde gayola antes de volver a su nido, intrigado por la ausencia del Bronco y sus bragadas propuestas culturales. C

Latest posts by Alejandro de la Garza (see all)

Compartir