• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Es el primer motor comercial de gasolina en ofrecer la tecnología HCCI. Foto: Autocosmos

La primera generación de Skyactiv proponía una mejora sustancial en la eficiencia de los motores de combustión mediante el incremento de la compresión hasta una inédita relación para producción en serie de 14:1, una drástica reducción en la fricción de los componentes, así como un mejor manejo de los gases de escape, gracias a la adopción de un manifold común sólo en los autos de carreras.

Mazda no sólo logró ese 30% de mejora en la eficiencia de sus modelos, sino que de paso consiguió una reducción de emisiones de gases contaminantes de 23%. Todo esto, sin contar con un híbrido en su gama. Para lograr el mismo resultado mediante tecnología híbrida, ésta tendría que representar 46% de las ventas de la compañía.

Mazda ha recibido la distinción del fabricante con la gama más eficiente en consumo de combustible de EU por cinco años consecutivos (2013 – 2017), sin tener un solo híbrido o eléctrico en su flota, ni tampoco un auto pequeño en ese mercado, como el Mazda 2.

  • El Dato: Para 2035, más del 80% de autos seguirán empleando un motor de combustión (muchos serán híbridos), de ahí que Mazda busque mejorar la eficiencia.

Pero el objetivo de Mazda es ambicioso, y para 2030 la firma espera haber reducido en 50% las emisiones de su flota, en comparación con 2010; mientras que para 2050 buscará llegar a 90%.

El siguiente paso es la próxima generación de los motores Skyactiv, que han recibido el nombre de Skyactiv-X, que conjuga las virtudes de los motores a gasolina y los de diésel para así conseguir lo que podría ser el santo grial de los motores de combustión.

El motor Skyactiv-X de 2.0 litros será entre 20 y 30% más eficiente en comparación con los actuales Skyactiv, entregando además un desempeño más deportivo.

Tuvimos oportunidad de manejar el nuevo Skyactiv-X en una mula del Mazda 3 de próxima generación, asociado primero a una trasmisión automática y posteriormente a una manual. Ambas son de seis velocidades, las mismas que ya conocemos de la gama actual de Mazda.

El rendimiento en baja rotación es excelente, entre 2 y 3 mil vueltas el motor se percibe poderoso como diésel; es ahí en donde funciona mejor, pero no tiene empacho en subir a las 5 mil, aunque claro que ahí se siente menos brioso.

El funcionamiento es bastante suave, no hay vibraciones incómodas; en eso es mucho más parecido a un gasolina que a un diésel. La comunión entre motor y caja manual se siente mejor que con la automática, la respuesta parece ser más inmediata, quizá porque la automática tira el cambio muy pronto.

El Skyactiv-X llegará al mercado en 2019; de momento la potencia se ubica en 178 hp y 170 lb-pie, con lo cual sería el reemplazo del 2.5 actual. Acerca de si podría haber motores Skyactiv-X más pequeños, o más grandes, la respuesta es sí.

Inicialmente, las trasmisiones serían las mismas de la actualidad. Ese mismo año también llegará un eléctrico de la marca, con o sin extensor de rango; una gran noticia, puesto que el motor que será utilizado para tales efectos será nada menos que un nuevo rotativo.

Compartir