• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
José Antonio Meade en entrevista con la Subdirectora de Información de la La Razón, ayer. Foto: Especial

La contienda presidencial comienza partida en tres, pero tendré un triunfo contundente, expresa convencido José Antonio Meade mientras toma las llaves de su auto compacto marca Hyundai. Como es su costumbre, se sube al volante y comienza la charla con La Razón, rumbo a su próxima reunión vespertina.

¿Éste es el mismo vehículo que usó el día de su destape? No, ese es de mi hijo mayor, Dionisio. Pero ya se lo regresé y éste ya lo tengo para mí. Lo usaré en toda la campaña.

Meade Kuribreña se dice listo para comenzar sus recorridos por todo el país y fiel a su perfil, habla de números, encuestas y probabilidades.

“Las encuestas nos dan vecindades, hacen hoy ver una contienda que está prácticamente a tercios, pero donde la única alternativa que de manera sostenida está creciendo es la nuestra. Y en la medida donde tenemos certeza, la tendencia es trayectoria, pues así, la trayectoria nos va a llevar  a un triunfo suficiente. Aspiro a un triunfo amplio, aspiro a un triunfo contundente”, destaca.

  • El Dato: Meade será formalmente candidato el 18 de febrero, cuando lo oficialice la Convención de Delegados del PRI.

Salimos de la sede nacional del PRI donde está su búnker. Sólo una persona de su equipo cercano lo acompaña en el trayecto. No tiene secretaria, no usa chofer, tampoco escolta.

Al conducir por Circuito Interior, se dijo contento y hasta ansioso por participar en los debates con Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador. “Tengo la experiencia, tengo las tablas y mucho entusiasmo por comunicar a los mexicanos cuál es mi visión del país”.

Tengo buena memoria, mucha experiencia y muy ilusionado de los debates y, en  general, de cualquier oportunidad que tengamos  de contrastar ideas y proyectos. Me parece que este país, que es grande y que es complejo, tiene retos que son grandes y no se presta a soluciones simplistas, sino que exigen buenos diagnósticos y buenas propuestas de solución institucional para que de manera clara, hacerle frente a los retos que tenemos.

¿Cómo ve el escenario? ya está pintada la boleta electoral, sólo faltan los independientes, pero los de partidos políticos ya están prácticamente definidos, los personajes que estarán en la boleta. Estoy contento, estoy esperanzado, estoy ilusionado. Me parece que en la del PRI tiene elementos que la han hecho diferente y única, que hay un candidato ciudadano que contiende para la Presidencia de la república y eso me parece que es un buen reflejo de lo que el país necesita: necesita cercanía, diálogo, para construir espacios, conciliaciones de unidad.

AMLO, Anaya, ¿le gustan sus contrincantes, le va a gustar la contienda? Yo voy a buscar que sea una contienda de ideas, una contienda de propuestas, una contienda que nos ayude a definir el rumbo, que le ayude a identificar al país cuáles son las mejores soluciones para los  problemas y los retos que tenemos y en ese sentido, creo que en un contraste de ideas, de propuestas y de experiencia, la contienda me ofrece ventajas importantes.

 

“Reconocemos que hay rezagos, pero también que hay realidades que nos ofenden, que nos duelen, que nos vulneran y que tenemos que cambiar; pero el cambio tiene que tener punto de partida y me parece que el cambio que pretende irse hacia atrás o destruir y no reconocer en donde hay buen punto de partida, no le hace justicia a los esfuerzos que hemos hecho y que hacen todos los días millones de mexicanos”

 

¿Cómo cuáles? Experiencia, propuesta y capacidad de construir consenso y soluciones.

¿Cómo ve que los del Frente por México le quitaron el “ciudadano”, al nombre? Se lo quitaron desde el método de selección, primero militantes y luego ciudadanos. Ésa no es una buena forma de empezar una campaña.

En estas circunstancias de la contienda, ¿se ve como el único ciudadano de la contienda? Así es. Y me parece que eso es interesante, porque el PRI, los demás partidos, incluso los gobiernos, enfrentan hoy el reto de construir confianza y no hay mejor forma de construir confianza que el diálogo y no hay mejor forma de construir un país que con confianza. Y por eso el que desde la expresión de la candidatura, de la precandidatura se abre este espacio de diálogo y eso debiera de alentar un proceso no solamente de construcción de consensos, sino de consolidación de esperanza en términos de lo que juntos podemos construir.

¿Cómo define a sus contrincantes, en particular a Andrés Manuel López Obrador y a Ricardo Anaya? Yo me he ocupado más, y así lo haré en la campaña, de definir los retos y de  definir los problemas, las dificultades, lo que nos duele, y de construir con base en eso una propuesta y mi preocupación fundamental será la de generar consenso de esas propuestas y yo creo que en la medida en que otros se ocupan de definirlo a uno, eso quiere decir o refleja que están más preocupados por la contienda que por la solución de los retos, en mi caso, en  donde estoy cierto que voy a ganar. Lo que me preocupa es definir los retos para  enfrentarlos de buena forma.

Sus adversarios aseguran que el PRI está en tercer lugar, pero es a quien más atacan, incluso a usted. ¿Qué opina al respecto?  Yo estoy alentado por lo que estoy viendo en las encuestas. Me parece que son útiles para tomar decisiones y son útiles en términos de insumos de una fotografía en el tiempo y nos aportan diferentes elementos, nos aportan sí preferencias, pero también  grados de conocimiento. Y si uno ve que soy el candidato que por grado de conocimiento (que es menor a los otros) y aun así tengo mayores preferencias, eso sin duda confirma la certeza de que he de ser el candidato triunfador.

¿Les pediría desde ahora a sus contrincantes que sí acepten el resultado electoral cuando pase el 1 de julio o usted vislumbra esas resistencias que hemos vivido en las últimas elecciones?  Este país merece el que vivamos en unidad, con certeza y que reivindiquemos el principal valor de la democracia, que es justamente el respeto a la decisión del voto.

En cuanto al tema de los panistas, después de su proceso interno, que  usted refiere que ya perdieron hasta militantes, y están los llamados “rebeldes”, que incluso han manifestado públicamente que votarían por usted. Ya en la contienda, ¿le pediría  públicamente el voto a más panistas? En esta etapa del proceso no está uno todavía en posibilidad de pedir el voto, más allá de los militantes priistas, pero ya en la parte de la contienda, sí a los panistas y a todos. Lo que nosotros queremos es construir no solamente una propuesta con  posibilidades electorales,  sino con visión.

Cuáles son las propuestas con las que podemos llevar este país a ser una potencia y eso va a exigir ; del concurso de miles de voluntades, en ese proceso habremos de estar hoy con la ilusión y el deseo de capturar la imaginación y el entusiasmo, la creatividad  y el compromiso de los militantes, tanto del PRI como del Partido Verde, yo espero en su posibilidad también del Partido Nueva Alianza.

Dice que su campaña va a ser propositiva, que va a ser más de propuestas, pero eventualmente ¿sí les va a contestar a sus contrincantes o mejor les dará la vuelta? Yo prefiero no darle la vuelta a nadie, ni a los contrincantes ni a los problemas; pero yo creo que el electorado es lo que espera de nosotros, que seamos capaces de definir los problemas y de plantear la forma de cómo habremos no de darles la vuelta, sino de enfrentarlos, y es tanto para los problemas como a los adversarios.

Usted hablaba de la continuidad de las reformas y de concretar estos cambios que ha venido haciendo el Presidente Enrique Peña en este sexenio pero ¿cómo convencerá a los mexicanos de las bondades de ello? Yo creo que a este país le ha costado mucho y todas aquellas voces que piensan que tenemos que reinventarlo todo cada seis años y que tenemos que destruirlo todo cada seis años, me parece que lo que tenemos que buscar es un cambio con un punto de partida y acá tenemos temas en donde vamos bien, donde encontramos esperanza, en donde encontramos el peso y tenemos puntos de partida en donde con autocritica reconocemos que hay rezagos, pero también que hay realidades que nos ofenden, que nos duelen, que nos vulneran y que tenemos que cambiar, pero el cambio tiene que tener punto de partida y me parece que el cambio que pretende irse hacia atrás o destruir y no reconocer en donde hay buen punto de partida, no le hace justicia a los esfuerzos que hemos hecho y que hacen todos los días millones de mexicanos.

El país que hoy tenemos no es resultado de una administración sino del trabajo comprometido de millones de familias que todos los días hacen esfuerzos por salir adelante, ése es el punto de partida que hoy tenemos. Esas familias hoy encuentran esperanza y apoyo, eso hay que cuidarlo y preservarlo.

¿Usted cree que las redes sociales o esta inmediatez que estamos viviendo de la información, también ha desinformado a algunos sectores de la población y en ese contexto, se ha aprovechado para desprestigiar al gobierno, en este caso al Presidente Peña? Yo creo que las redes sociales nos plantean a todos un reto, es la primera vez, no solamente en México y en el mundo, que tenemos la posibilidad de entrar en un diálogo amplio, abierto e incluso a veces bilateral de espacios y reformas que nunca nos hubiéramos imaginado. ¿Cómo traducimos ese diálogo, esa cercanía, esa posibilidad de comunicarnos?, en que la comunicación sea una comunicación constructiva y propositiva.

Es un reto que se tiene en las redes y desde los gobiernos, pero en la oportunidad que ofrecen ese espacio de comunicación es cada vez más directa. El aprender a utilizar de la mejor manera y el que se concreten instrumentos desde los cuales en el diálogo y en la cercanía se genere confianza y unidad de propósito, yo creo que es una ventaja relevante.

¿Qué les respondería a sus adversarios que dicen que el PRI es viejo y que ya no tiene nuevas ideas y le critican falta de democracia? En el PRI fueron miles, cientos de miles de priistas los que se reunieron en todo el país, sabiendo cuál era su reto y que de manera transparente, sin darle la vuelta, sin modificaciones en lo obscurito en los estatutos, sino abierta, clara y frontalmente en los estatutos dice: Vamos a subirnos, vamos a buscar el diálogo, vamos a sumar más voluntades.

En ese proceso o a ese proceso se sumaron miles de voluntades que se expresaron en el máximo órgano de gobierno en la Asamblea, y que le da a este proceso una base muy sólida y muy robusta.

Pero no olvidemos que lo primero que se perdió del Frente fuera el título ciudadano, pone de relieve hasta dónde llevaron sus procesos en ánimos de excluir al ciudadano, con el que hoy pretenden dialogar.

Hablando del escenario para 2018 el día de la elección, ¿tiene ya una expectativa en cuanto a número de votos? Es una expectativa de triunfo que descansa no solamente en la certeza de que las mejores propuestas, de que la mayor experiencia, de que la mayor confianza habremos de proponerla nosotros; sino en la convicción que también dan los números. Números que, de manera bastante alentadora, frente a quienes llevan años ambicionando el poder, de que frente a quienes llevan mucho tiempo adoptando las peores prácticas para hacerse de él, (la del PRI), es una propuesta que resulta de un proceso abierto, de un proceso moderno, de una decisión valiente, que muy rápidamente se posiciona como una alternativa viable, la que tiene mayor posibilidad  de crecimiento y la mayor posibilidad de competitividad.

¿Ya tiene pensado cómo será la estrategia de su campaña? Estamos todavía en tiempo de definirla, comienza una etapa de diálogo, de reflexión, de encuentro con la militancia priista y eso nos ayudará a definir, impulsar y crecer y a ponderar la mejor forma de diseñar y de construir. Ésta es una etapa valiosa que permitirá escuchar, que permitirá enriquecer y escuchar y enriquecer de propuesta y estrategias, de rumbo y de mecanismos, de diálogo  y de participación.

Será, por lo tanto, un campaña muy constructiva y muy provechosa, donde lo que buscaremos es mucho diálogo, mucho encuentro y mucha capacidad que, de manera muy transparente, identificaré y enriqueceré, para poder generar coincidencias.

¿Cómo observa a la militancia del PRI?, ¿cree que podrá despertarla o ilusionarla para tener ese voto duro asegurado? Yo digo que esa militancia ya despertó, ésa es la militancia que fue a la asamblea, ésa es la militancia  que construyó una visión de futuro, ésa es la militancia que aportó elementos para construir una plataforma y ésa es la militancia que decidió transformarse para seguir transformando.

En las otras expresiones lo que vimos es una militancia ignorada, que fue excluida, que no fue tomada en consideración, en un partido que tenía gran tradición de hacerla y en el otro, vemos un partido que fue construido para nunca tener que escuchar más de una voz.

El precandidato es cauteloso, habla mesurado, tranquilo. Respeta todas y cada una de las señales de tránsito. Al preguntarle de su vida personal y familiar, le cambia el rostro, sonríe y habla más pausado.

¿Cuál es el hobby de José Antonio Meade? La lectura, el cine, el deporte, el teatro. Soy una gente que encuentra casi por construcción y tradición de familia muchos espacios de satisfacción. Decía mi abuelo, que fue escultor y  que estudió artes plásticas y estudió derecho que uno tenía que tener que cultivar vocaciones definitivas; pues soy economista, abogado, soy hombre de familia, pero también cultivo vocaciones temporales.

¿En qué más es “bueno”? Yo en lo que soy bueno es en diseño de política pública, en lo que soy bueno es en la política pública, pero lo que más disfruto es desde una buena exposición hasta una buena obra de teatro, pasando por una buena comida, una buena película, un buen libro y una buena plática.

Hay quien también ha dicho que era pose cuando viajaba en Metro o en Metrobús. ¿Por qué viaja en transporte público? Por diferentes razones, el Metrobús y el Metro ofrecen un espacio no solamente de contacto, sino de eficiencia de transporte público.

De la estación Bombilla a Ciudad de los Deportes o de la estación Ermita al Zócalo hacía 12 minutos.

A veces tienes que llegar a una reunión de urgencia y, si bien, no es la forma en la que me desplazo cotidianamente, tampoco es una forma que me sea ajena, que me sea extraña o que esté lejos de experiencias que haya tenido, que haya compartido y además que está en mi convicción que, sin duda, es uno de los temas de política pública más importante: la movilidad.

Tras manejar del norte al sur de la Ciudad en casi media hora, José Antonio Meade se estaciona y comenta que lo llena de ilusión comenzar la etapa de la precampaña que inicia hoy y termina hasta el 18 de febrero cuando la Convención de Delegados del PRI lo hará formalmente su candidato.

Faltan 15 minutos para las 2 de la tarde cuando el candidato baja de su Hyundai en la esquina de Félix Cuevas y Gabriel Mancera. Apenas se empieza a poner su saco y la gente se le acerca. No faltan los atrevidos que le piden foto y saludo. El candidato acepta sonriente y hasta que terminan las selfies, continúa
con su camino.