• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Moonves, en una imagen de archivo.

La fuerza del movimiento #MeToo llegó a lo más alto del negocio del espectáculo en Estados Unidos con la renuncia de Leslie Moonves, director general de la televisora CBS, luego de que salieran a la luz pública nuevas acusaciones de acoso sexual de seis mujeres, se confirmó ayer. No recibirá ninguna indemnización, como se pretendía.

“No recibirá ninguna indemnización por despido (más allá de su finiquito) en estos momentos y cualquier pago que pueda realizarse en el futuro dependerá de los resultados de una investigación independiente”, aseguró la televisora en un comunicado.

Su salida fue un acuerdo al que llegó con la empresa, se informó ayer horas después de que The New Yorker publicara nuevos testimonios de mujeres que acusan a Moonves de haber abusado de ellas. Además, se anunció que el sucesor en el cargo es Joseph Ianniello.

También se detalló que tanto el directivo como la compañía donarán 20 millones de dólares a “una o dos más organizaciones que apoyen al movimiento #MeToo, así como la igualdad de las mujeres en su lugar de trabajo.

  • El dato: Antes se tenía contemplada una indemnización de hasta 100 millones de dólares.

Este cambio en la televisora se produjo seis semanas después de que la Junta directiva de CBS anunció que realizaría una investigación en torno a los primeros señalamientos de acoso sexual que lo involucraron.

En su momento, Moonves negó los primeros señalamientos y aseguró que tres casos fueron de relaciones consensuadas.

“Las espantosas acusaciones de este artículo son falsas. Lo que es cierto es que tuve relaciones consentidas con tres de estas mujeres, hace 25 años, antes de entrar en CBS”, se defendió.

“En mis 40 años de trabajo, nunca antes había oído hablar de tan inquietantes acusaciones. Sólo puedo suponer que están surgiendo como parte de un esfuerzo concertado de otros para destruir mi nombre, mi reputación y mi carrera”, agregó en un escrito dirigido a la publicación estadounidense.