• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Fotoarte: Ulises Delgado, La Razón

Una victoria separa a México de hacer por primera vez en la historia una ronda inicial perfecta en Mundiales. Pero un paso en falso podría dejarlo eliminado en la fase de grupos de la máxima justa futbolística por primera ocasión en cuatro décadas.

Los triunfos ante Alemania y Corea del Sur lo tienen en el primer lugar del Grupo F, con seis unidades, pero no han sido suficientes para que el tricolor consumara su pase a los octavos de final de la Copa del Mundo de manera anticipada. Y no sólo eso, sino que incluso con una combinación de resultados, los dirigidos por Juan Carlos Osorio podrían quedar fuera en la primera fase.

Hace 40 años que la selección mexicana no es eliminada en la ronda inicial de un Mundial. La última vez que sucedió fue en Argentina 1978, certamen en el que los entonces dirigidos por José Antonio Roca cayeron en sus tres presentaciones en el sector B: 3-1 ante Túnez y Polonia, y 6-0 a manos de Alemania.

Desde entonces, el cuadro azteca ha superado la primera ronda en sus siguientes siete participaciones mundialistas (México 1986, Estados Unidos 1994, Francia 1998, Corea-Japón 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014).

Nunca en la historia de los Mundiales, desde el formato actual que comenzó en Francia 1998, una selección que logró el triunfo en sus primeros dos compromisos quedó eliminada en la primera ronda. Con México, son 29 equipos los que han logrado récord perfecto en sus primeros dos juegos. Los 28 anteriores que lo consiguieron, accedieron a los octavos de final.

Fotoarte: Ulises Delgado, La Razón. Gráficos: Gerardo Núñez, La Razón

En caso de ganarle a Suecia, sería la primera vez en sus 16 participaciones mundialistas que la selección nacional culminaría una primera ronda con nueve unidades. Cuatro veces se quedó a dos puntos de lograrlo, las dos primeras en los Mundiales que se celebraron en nuestro país, en 1970 y 1986, y las dos más recientes en Corea-Japón 2002 y Brasil 2014.

Sin embargo, el panorama del Tri en la última jornada del Grupo F no luce tan fácil. Si bien es cierto que con una victoria o empate clasifica de manera automática, y como líder de grupo, es muy alta la probabilidad de que sufriendo una derrota mañana por cualquier marcador ante Suecia, en la Arena Ekaterimburgo, quede eliminado.

A los dirigidos por Juan Carlos Osorio les sirve un empate o un triunfo ante los europeos para asegurar su presencia en los octavos de final y el liderato del pelotón F.

Pero una caída ante los dirigidos por Janne Andersson podría ser mortal para el cuadro azteca, porque si Alemania vence a Corea del Sur, en Kazán, y lo hace por más de una anotación, México quedaría eliminado de Rusia 2018, debido a que su diferencia de goles quedaría +1, misma que la de Suecia, si es que el subcampeón mundial en 1958 supera al tricolor por un gol, ya que en ese caso el desempate jugaría a favor del conjunto europeo por haber vencido en el duelo directo a la selección nacional.

La única manera en la que la selección mexicana seguiría con vida en el torneo en caso de sucumbir ante la escuadra sueca sería con un empate entre Corea del Sur y Alemania o un triunfo de los asiáticos.

Será apenas la segunda ocasión en Copas del Mundo que México y Suecia se vean las caras. La primera fue en el ya lejano 1958, cuando los europeos golearon 3-1 al Tri en el partido inaugural de la justa celebrada precisamente en suelo escandinavo.

  • El Dato: El argentino Néstor Pitana será el árbitro del encuentro entre México y Suecia, mañana, en Ekaterimburgo.
Compartir