México no está en recesión económica: STPS

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Foto: Cuartoscuro


México.- El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, rechazó que México haya entrado en recesión económica y dijo que muestra de ello es que tan sólo en agosto se registraron 52 mil 173 altas de trabajadores ante el IMSS.

Entrevistado durante un receso de la reunión de evaluación del Programa de Formalización del Empleo 2013, el funcionario planteó que el dato más claro de que no hay recesión es el número de altas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Se considera que después de tres meses que no hay crecimiento de la economía el problema del desempleo se agudiza y no estamos en esa condición, pues la economía se está dinamizando y, como se esperaba, el segundo semestre del año será de crecimiento”, indicó.

Sobre el Programa de Formalización del Empleo Navarrete Prida afirmó que ha tenido buenos resultados en los primeros meses de haberse puesto en operación.

“Las cifras son alentadoras, es un esfuerzo complejo; nunca se había hecho un esfuerzo en ese sentido, pero es alentador que haya voluntad de todos los gobiernos de los estados para comprometerse con cifras y resultados, no con discursos”, subrayó.

Durante la reunión en la que participan los secretarios del Trabajo de todos los estados del país y los delegados federales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), señaló que se trata de números evaluables y tangibles.

Además comentó que el IMSS dará a conocer en breve los datos precisos sobre el número de trabajadores de nuevo ingreso y de los que son reincorporaciones, pero lo que se demuestra con esas cifras es que en México no hay recesión económica, insistió.

“Si queremos un México incluyente y próspero es necesario que los trabajadores y sus familias accedan a protección jurídica y seguridad social; es decir, que disfruten de seguros de riesgos de trabajo, enfermedades y maternidad; invalidez y vida, retiro, cesantía en edad avanzada y vejez”.

Asimismo, de guarderías y prestaciones sociales como préstamos para vivienda, o para la adquisición de bienes de consumos”, subrayó al poner en marcha los trabajos de esa reunión.

El funcionario precisó que en una sociedad donde la aportación de los trabajadores es fundamental para el desarrollo nacional, éstos deben participar de los elementales derechos que la ley les confiere y disfrutar de los bienes sociales que su trabajo genera.

Precisó que la población objetivo de ese esfuerzo es muy amplia y que entre los nichos se encuentran los trabajadores de empresas formales, los independientes, agrícolas, empleados y empleadas domésticos, incluso empleadores, y los que se ubican propiamente en el denominado sector informal.

Ante el jefe de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para México y Cuba, Thomas Wissing, y del especialista en Empleo y Mercado de Trabajo del organismo, Juan Chacaltana, Navarrete manifestó que el presidente Enrique Peña no rehuyó la responsabilidad política e histórica de enfrentar el problema.

“El reto es mayúsculo, llevará años abatir la informalidad laboral pero era necesario tomar cartas en el asunto y así se hizo”, añadió.

Remarcó que hay interés del Ejecutivo de que en las próximas semanas se tenga una primera reunión de evaluación con la asistencia de todos los gobernadores y del titular del Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, para conocer los avances de esta primera etapa del programa.

En lo subsecuente, añadió, esa acción se verá enriquecida con los componentes que en seguridad social y formalización del empleo están contenidos en la iniciativa de reforma hacendaria que el presidente de la República ha sometido a consideración del Congreso de la Unión.

En su oportunidad Thomas Wissing externó el reconocimiento de la organización que representa al presidente Enrique Peña Nieto y al secretario Alfonso Navarrete Prida por el esfuerzo que realizan para modificar el esquema laboral en México.

Agregó que la formalización del empleo es tema central de la agenda de la OIT, a nivel mundial y en América Latina.

Compartir