México solicita eliminar barreras al sector agrícola en Norteamérica

Además de mantener y fortalecer el libre comercio, el gobierno mexicano busca eliminar cualquier barrera de carácter no arancelaria, en el rubro agropecuario como en los demás sectores de la economía, aseguró el jefe de las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), Kenneth Smith.

A seis días del arranque de la primera ronda en Washington, D.C., el negociador por parte de México, sostuvo que uno de los objetivos es que Estados Unidos no implemente mecanismos que puedan afectar en materia no arancelaria a los exportadores agrícolas, principalmente, y a los industriales.

Las barreras no arancelarias son mecanismos que aplican países para limitar las importaciones, como licencias o autorizaciones previas; normas sanitarias, fitosanitarias o fitozoosanitarias a productos alimenticios.

Asimismo, las restricciones a las importaciones, como cuotas o prohibiciones para determinar las cantidades de los productos que entran, son otros tipo de barreras.

Smith mencionó el caso de la carne de cerdo, que busca acceder al mercado norteamericano demostrando que está libre de la fiebre porcina.

En otros rubros, se analizará la posibilidad de que las exportaciones de aguacate tengan acceso a entidades de Estados Unidos, donde todavía hay prohibiciones.

Asimismo, México prepara iniciativas innovadoras que permitan a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), y a los pequeños productores agrícolas, aprovechar las ventajas del TLCAN, en casos como las berries y los tomates.

El jefe negociador participó en las audiencias públicas que el Gobierno federal organizó para escuchar las voces de diferentes sectores económicos, como el del juguete, textil, vestido y confección, leche, manufacturas y productores de camiones pesados.

Las audiencias son una continuación de las consultas que el gobierno realizó con el sector privado, organizaciones civiles y academia, donde los principales comentarios que se recibieron estuvieron relacionados con la necesidad de preservar las ventajas que ha dado el Tratado de Libre Comercio, comentó el subsecretario de Comercio de la Secretaría de Economía, Juan Carlos Becker.

“Nos han manifestado la prioridad de no regresar a un esquema en donde se paguen aranceles, que ha sido una de las grandes prioridades que se han marcado para esta negociación, y al mismo tiempo también en encontrar aquellas áreas en donde podemos modernizar el Tratado, poner ideas nuevas que ayuden sobre todo a la competitividad del país”, expresó el subsecretario de Comercio.

Respecto a las preocupaciones que han manifestado algunos sectores específicos, Becker explicó que esta negociación se va a utilizar para dar un impulso a la competitividad, y también para complementar las políticas de apertura comercial, con otras propuestas que se han desarrollado.

“Vamos a incorporar los puntos de vista de los productores, en un espíritu constructivo, que nos ayude a avanzar en este proceso”, sostuvo el subsecretario de Comercio de la SE.

neg17i-57.jpg