• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
GuajardoEmbajada.png

México y Estados Unidos han negociado una carta complementaria al renovado Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCA), que suavizaría el golpe de posibles aranceles por motivos de seguridad nacional de Estados Unidos, que la administración estadounidense está considerando para la importación de automóviles, lo que el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, consideró como “una póliza de seguro”.

En una entrevista con el diario The Wall Street Journal, el secretario dijo que los negociadores comerciales de México ven el acuerdo como una “póliza de seguros” contra los posibles aranceles de 25 por ciento bajo la regla 232, que afectaría a los autos importados a Estados Unidos.

“Si ellos hacen lo del arancel 232, yo estoy comprando una póliza de seguro”, señaló en la entrevista.

“(Esto) garantizaría la capacidad instalada, las exportaciones a Estados Unidos, las plantas en construcción y también el crecimiento, incluso cuando Estados Unidos imponga aranceles a los demás”.

El acuerdo requeriría que 75 por ciento del contenido automotriz sea fabricado en Norteamérica, por encima del nivel actual de 62.5 por ciento, entre otros.

Guajardo indicó que México necesita protegerse en el caso de que Trump aplique aranceles del 25 por ciento a las importaciones de autos, como amenazó hace unos meses.

Explicó que a las exportaciones de autos de 1.7 millones de unidades a EU fue agregado 40 por ciento “adicional de crecimiento”, que quedaría libre del eventual arancel si se aplica.

Funcionarios mexicanos han dicho que aproximadamente 70 por ciento de los autos exportados a Estados Unidos ya cumplen con la regla de origen.

“Si ponen los aranceles, entonces lo que va a pasar es que a nosotros nos van a exentar esa cantidad de vehículos”, argumentó Guajardo.

El acuerdo lateral permitiría gravámenes a las importaciones de autopartes por más de 90 mil millones de dólares al año.

Compartir