México y EU buscan impulsar sector energético con TLCAN

Para fortalecer el mercado energético, México y Estados Unidos delinearon tres rutas para cumplir con este objetivo: aumentar el flujo comercial entre ambas naciones, ampliar la infraestructura fronteriza y promocionar nuevas inversiones.

Tras una reunión en privado, el titular de la Secretaria de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, y su homólogo en Estados Unidos, Rick Perry, reconocieron que se existe una robusta agenda de cooperación binacional, para impulsar la competitividad y el dinamismo en el sector energético.

Coldwell detalló que México es el segundo socio comercial en energía, para la Unión Americana, pues las transacciones en este sector alcanzaron los 39 mil millones de dólares el año pasado.

Además, nuestro país es el cuarto exportador de crudo a los EU, principalmente crudo pesado, el adecuado para las refinerías de Texas y Luisiana; mientras que el 58% de las exportaciones de gas y el 40% de petrolíferos de Estados Unidos tiene como destino México.

También se ha desarrollado una importante infraestructura energética transfronteriza, que aún tiene potencial de ampliarse y fortalecer la interconexión de flujos energéticos, aumentar el flujo comercial y estabilidad de energéticos.

El titular de la Sener dijo que actualmente, en hidrocarburos, existen 17 gasoductos de internación de gas natural y se promueve la construcción de dos más.

Mientras que en electricidad, el intercambio de energía eléctrica en 2016 ascendió a 3,781 gigawatts-hora, entre importaciones y exportaciones, a través de las 11 líneas de trasmisión que cruzan la frontera.

Sin embargo, consideró que este comercio es incipiente, si se le compara con el existente en hidrocarburos, por lo que, para incentivar las compras, ambos países trabajan para modificar reglas de los mercados e incrementar las interconexiones eléctricas.

El funcionario dijo que se tienen identificadas oportunidades de inversión para compañías de los dos países, mediante el intercambio de información entre el sector público y privado. Así como recomendaciones para facilitar nuevos proyectos de energía.

En este rubro, el objetivo es incrementar la confiabilidad en el suministro eléctrico, ampliar las interconexiones eléctricas y operación del sistema.

Asimismo, se firmó un acuerdo para cooperación de energía nuclear, y fortalecer regulación y transferencia de materiales de equipo radioactivo.

Coldwell reconoció que con las licitaciones petroleras y las subastas eléctricas, las inversiones de compañías estadounidenses ascienden a 7 mil 500 millones de dólares y espera que este capital siga creciendo en concursos subsecuentes.

“Esperamos llevar a un nuevo nivel la relación energética bilateral, a favor de la seguridad energética, interconexión, desarrollo y mejor nivel de vida para nuestros ciudadanos”, expresó el secretario.

Por su parte, el titular del Departamento de Energía de EU, Rick Perry, reconoció que México es un socio seguro, por lo que “buscamos una relación cercana”.

En ese sentido, refrendó el compromiso del gobierno estadounidense en fortalecer la relación energética, tras afirmar que “no sólo compartimos una frontera, compartimos un futuro”.

neg17i-44.jpg