A 50 años de la noche de un miércoles trágico

A 50 años de la noche de un miércoles trágico
Por:

La historia política de México dio un viraje la noche del miércoles 2 de octubre de 1968 cuando se produjo la matanza de estudiantes convocados a una asamblea política en Tlatelolco, Ciudad de México: Plaza de las Tres Culturas, antiguo centro de sacrificios prehispánico. Crepúsculo nefasto. Infortunio. Desgracia. Militares y la policía secreta descargaron sus carabinas en contra de los manifestantes: resoluciones de las más altas instancias del Gobierno federal.

Dicen los testigos que, más o menos, cuando el reloj marcaba las 18:00 horas un helicóptero arrojó una advertencia: una bengala de odio iluminó la explanada. Detonaciones desde los edificios. Los militares que resguardaban la concentración de jóvenes decidieron responder a la “agresión”: soltaron sus cargas de proyectiles a merced de la multitud.

Los testimonios afirman que la muchedumbre se dispersó. Gritos. Llantos. Sangre. Muchos buscaron refugio en los inmuebles que cercan el lugar. Aseveran que agentes secretos del gobierno, policías y militares realizaban cateos y detenciones ilícitas en varios departamentos residenciales de la zona. Caos: ser joven, delito grave. El Batallón Olimpia: paramilitares al servicio del Gobierno federal, coordinado con el Ejército, inició la represión a cientos de muchachos.

[caption id="attachment_807447" align="alignright" width="341"] Memorial¿Quiénes?./¿Quiénes? Nadie./ Al día siguiente, nadie. /La plaza amaneció barrida. /Los periódicos dieron como noticia principal el estado del tiempo./ Y en la televisión, en el radio, en el cine, no hubo ningún cambio en el programa./ Ningún anuncio intercalado./ Ni un minuto de silencio en el banquete./ (Pues prosiguió el banquete).Rosario Castellanos[/caption]

1968: estación de la rabia de los jóvenes del mundo. Francia: Mayo del 68: protestas conjuntas de estudiantes y obreros. Estados Unidos: Manifestaciones de colegiales antibelicistas. La Guerra de Vietnam era un bochorno. Asesinato de Martin Luther King. El turno de los ofendidos. I968. Demandas demócratas y reclamos de derechos civiles, las cuales hicieron ecos en México desde el mes de julio cuando la UNAM y el IPN conformaron un bloque de lucha, que incluía a la mayoría de los institutos de nivel superior y medio superior del país.

Peticiones: libertad para los presos políticos, permisión de propagar cualquier tipo de ideas, desaparición del Cuerpo de Granaderos, destitución de jefes policiacos, indemnización a víctimas de actos represivos.../ Presidente constitucional Gustavo Díaz Ordaz (1964 – 1970): oídos sordos a los reclamos. Luis Echevarría: secretario de Gobernación: Jefe de la temible DFS (Dirección Federal de Seguridad).

Legado: activismo político de los principales miembros del movimiento estudiantil. Campaña de búsqueda de desaparecidos. Repudio a la ignominiosa Guerra Sucia de los años 70/80. Plaza de las Tres Culturas: obelisco en honor a los caídos en 1968. La UNAM funda el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, que incluye el Memorial del Movimiento Estudiantil.

Numerosas obras dan confirmación de ese miércoles infausto: destaca el filme Rojo Amanecer (1989), de Jorge Fons, que aborda el dilema de una familia de clase media que vive en el Edificio Chihuahua, donde principió la tragedia. Hasta un año después se autorizó su proyección al ser dictaminada por la Secretaría de Gobernación un “material fílmico de contenidos violentos y subversivos”.  Asimismo, el libro La noche de Tlatelolco (1971), de Elena Poniatowska: diligente trabajo periodístico que reúne argumentos de varios participantes, uno de los grandes desenlaces testimoniales de ese miércoles fatídico.

Otras piezas literarias clave para pensar el 2 de octubre: El libro rojo del 68 (2008), de José Tlatelpas y Mario Ramírez: textos de 68 poetas, ensayos y trabajos plásticos; Palinuro de México (1977), de Fernando del Paso: los protagonistas, estudiantes de medicina, se ven involucrados en los hechos; Los días y los años (1971), de Luis González de Alba: experiencia del autor, miembro del CNH; La Plaza (1972), de Luis Spota: relata la muerte de una estudiante; Nada y así sea (1972), de la periodista italiana Oriana Fallaci, quien cubría la huelga que derivó en la Matanza con el desenlace de resultar ella misma gravemente herida; La Imaginación y el Poder. Una Historia Intelectual de 1968 (1988), de Jorge Volpi: ensayo sobre los acontecimientos; Anhelos opuestos (2011), de S. V. Moraq: un participante, a través de esquelas, relata a una amiga los episodios vividos: reseñas de canciones, filmes, trabajos literarios y referencias culturales de la época...

La nómina es extensa y abarca documentales, crónicas, reportajes, pinturas (Cuevas, Lilia Carrillo, Coronado, Felguérez...) y rock (banda Pop Music Team con la pieza “Tlatelolco”, del disco de 1969: Society is a shit censurado en la radio y TV).  Hoy más que nunca se impone la consigna de iracunda enunciación: ¡El 2 de octubre no se olvida!

http://www.youtube.com/watch?v=xTC8LjlfUBA