Aceptan sangre con hepatitis

Aceptan sangre con hepatitis
Por:

ESCUCHA EL TESTIMONIO

Por Nayeli Gómez

La historia de los dos menores de edad que fueron infectados de VIH/sida en el Centro Médico La Raza, alertó sobre las irregularidades con las que trabaja el banco de sangre del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Hace unas semanas, Alejandra González, de 35 años de edad, donó sangre junto con cinco familiares más.

Sin embargo, desde niña padece hepatitis, y las autoridades del Hospital de La Raza nunca detectaron su enfermedad, cuya principal vía de transmisión es la transfusión sanguínea.

El trámite para ser una de ocho mil donadoras que mensualmente recibe el hospital llegó hasta el final, a pesar de las pruebas de calidad y de salud por las que pasa la sangre humana.

Una vez concluida la etapa de análisis, nunca le impidieron que donara medio litro de su sangre, contó a La Razón la señora González.

“Nada más te toman la presión, te toman el peso y si traes calentura. Yo tengo hepatitis desde niña y no la detectaron, mi sangre pasó sin ningún problema, entonces con qué confianza uno recibe transfusiones.

“Yo pasé todo el trámite escrito y doné sangre. Luego pasé a la segunda etapa que es dar huellas dactilares, fotografías y datos generales. Fue hasta hace unos días (después de dar sangre) que yo dije que estaba enferma, cuando me pusieron un candado para donación, mientras no”, denunció.

La mujer de 35 años quien se trasladó desde Pachuca, Hidalgo, para internar a su madre enferma del corazón, alertó sobre el mal manejo de los donadores y de la falta de revisión de los denominados “candados” que pone el propio instituto a las personas con alguna enfermedad contagiosa.

“Como le comentaba yo pase todo el trámite, luego en los consultorios te hacen preguntas y arbitrariamente deciden si sirves o no, pero en base en la preguntas y no en la sangre. Fue hasta que yo les advertí que estaba enferma cuando se dieron cuenta que doné sangre enferma”, aseguró la señora González.

De acuerdo con el Banco Central de Sangre del Centro Médico la Raza, mensualmente recibe ocho mil donadores, dos mil de ellos son rechazados por tener algún problema de salud, y sólo seis mil concluyen la donación.

“Estoy en desacuerdo porque no te hacen pruebas para saber si estás enferma de algo contagioso. Vine a Trabajo Social para advertirles que estoy enferma de hepatitis y a preguntarles por qué me dejaron donar sangre y me ignoraron; y si reclamas perjudican a tu familiar y van retrasando la operación de tu enfermo.

“No hay mucha atención en quien dona, es un problema muy fuerte y a mí me preocupa como familiar de un paciente, porque mi mamá va a necesitar sangre”, dijo Alejandra González.

Según el Seguro Social para donar se necesita:

• Ser mayor de 18 años y menor de 65

• Estar clínicamente sano

• No haberse practicado tatuajes durante el último año

• No haber padecido hepatitis

• No ser diabético o hipertenso

• En el caso de las mujeres, no estar en periodo menstrual

asc