Batean 12 entidades discusión pro aborto

Alertan antifeminismo en Legislaturas locales

Activistas y expertas advierten falta de sensibilidad de diputados estatales para abordar la agenda de género; urgen a “no votar por deudores” en los comicios del próximo 6 de junio.

Plantón feminista en el Congreso de Puebla, el mes pasado.
Plantón feminista en el Congreso de Puebla, el mes pasado.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Frida Sánchez

El rechazo de las reformas para despenalizar el aborto en congresos locales es una resolución “antifeminista” que contribuye a orillar a las mujeres a vivir bajo condiciones de salud precarias y con derechos no igualitarios, consideró Amneris Chaparro, investigadora del Centro de Investigaciones de Género de la UNAM.

“Ejercer (el aborto) va a depender mucho de dónde uno nace o vive o de qué recursos se tienen para trasladarse a las entidades donde sí es legal la interrupción del embarazo”, expresó a La Razón.

En un contexto en el que el aborto únicamente es legal en CDMX —desde 2007— y en Oaxaca desde hace 18 meses, la interrupción legal del embarazo bajo distintas causales se ha discutido en otros 12 congresos estatales en los últimos tres años, sin que en alguno se resuelva de manera favorable.

.Gráfico: La Razón de México

En Aguascalientes, Nuevo León y San Luis Potosí los legisladores no sólo han echado para atrás las iniciativas, también han reaccionado de manera prohibitiva ante el derecho de la mujer para decidir sobre su cuerpo.

En Michoacán y Querétaro no se avanza en la ampliación de causales y en el caso de Veracruz, fue en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) donde los ministros desecharon un posible avance, en julio del año pasado.

Ante el caso más reciente, de Quintana Roo, donde el pasado 24 de febrero legisladores analizaron un proyecto luego de casi cuatro meses de protestas feministas, Amneris Chaparro explicó que lo que se vivió en los últimos meses en la entidad es una suerte de paradoja, en la que existe un fuerte movimiento feminista y una reacción por parte de legisladores que continúan castigando a las mujeres por buscar ejercer su sexualidad y maternidad de manera libre.

“Por un lado tenemos un movimiento feminista activo, muy participativo que exige derechos y eso se verá reflejado no sólo en el aborto, pero por otro lado tenemos de nuevo una reacción antifeminista por parte de las legislaturas”, dijo.

Amneris destacó que si bien es ‘inédito’ que en estados que se consideran conservadores —como el caso de Quintana Roo o Nuevo León— el tema se trate en los Congresos, aún hace falta hacer más articulaciones dentro del feminismo al interior de estas cámaras.

“Una cosa es el feminismo como movimiento activo en calles y en la academia, pero falta hacer ese tipo de articulación en términos de política pública, que es un poco lo que ha pasado en otros países como Argentina, donde el año pasado se legalizó la interrupción del embarazo) después de mucho esfuerzo”, comentó.

DESPENALIZACIÓN SOCIAL. La activista por los derechos de las mujeres Yndira Sandoval consideró que si bien la decisión del Congreso de Quintana Roo sobre la despenalización del aborto fue errada, lo que sí se consiguió fue la despenalización social del tema; es decir, que se dio la oportunidad de discutirlo con miras a que se analice en la próxima Legislatura, que entrará en funciones en septiembre, tras las elecciones.

Sandoval Sánchez explicó que la decisión de la Red Feminista Quintanarroense (RFQ) de salirse de las mesas de trabajo con el gobierno estatal es un asunto delicado; sin embargo, hablar de esto servirá para que se dé apertura con los diputados elegidos este año.

“En ese sentido ganamos las mujeres. Habrá que ir a la nueva reconfiguración de fuerzas políticas después del proceso electoral de junio. Queda de manifiesto que el conservadurismo ha ganado terreno (...) muchas de las determinaciones quedarán en la arena de las elecciones en las que las mujeres por supuesto estaremos listas para no votar por deudores, ni por violadores”, remarcó.

La activista de Nosotras Tenemos Otros Datos destacó que el debate de las Comisiones Unidas en el Congreso de Quintana Roo fue inadecuado sobre todo porque no se llegó a debatir las causales, el asunto realmente importante, problema que permea en el resto de estados.

“Tuvo que haber quedado claro que una ley que despenaliza no obliga a ninguna. No rescató que el dictamen de fondo no era ‘aborto sí o aborto no’, sino aborto legal, gratuito y seguro o que siga existiendo en las condiciones actuales”, anotó.