Alumnos, a clases de pecho tierra

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

Por Sandra Nieves

sandra.nieves.razon@gmail.com

Tirarse pecho tierra, agazaparse, no asomarse a las ventanas, no tomar fotos ni video y permanecer en el salón, son las estrategias que los alumnos de Nuevo León deben seguir ante una balacera entre agrupaciones delictivas o el despliegue de fuerzas armadas.

“Al escuchar detonaciones, el maestro ordenará a alumnos asumir posición de agazapado o pecho tierra”, señala una medida del Manual y Protocolo de Seguridad Escolar, elaborado por Protección Civil, Seguridad Pública Estatal y la SEP.

Nuevo León comenzó ayer la capacitación de 350 docentes que aprenderán técnicas para calmar a los alumnos, evitar que entren en pánico y mantenerlos a salvo en las aulas, en caso de emergencia.

La mayoría de los puntos va dirigida a alumnos, para evitar que salgan del salón, intenten grabar o tomar fotos y ayuden a otros compañeros.

Pese a que no ha habido percances en escuelas de nivel básico en la entidad, la aplicación del manual va dirigida a crear conciencia entre los alumnos y prevenir futuros problemas.

Habrá mayor presencia de policías estatales que realizarán operativos en escuelas, en horas de entrada y salida.

El manual, que será entregado a los padres deja a su criterio la asistencia de sus hijos a las escuelas en caso de que existieran disturbios en la zona cercana al plantel.

El manual fue presentado ante alumnos de la secundaria Eugenio Garza y contempla atención especial en municipios fronterizos y zonas conflictivas del área metropolitana de Nuevo León.

“Por la cantidad de escuelas que tenemos en nuestro estado existe la posibilidad que en las calles aledañas o en el perímetro de la escuela pueda presentarse un hecho delictivo, como los puede haber en cualquier otra vía de tránsito”, advierte el manual.

Los maestros mantendrán la calma y buscarán evitar ataques de pánico o psicosis en los planteles.